EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

Reino Unido y la Unión Europea a puertas de una crisis comercial por Irlanda del Norte

Reino Unido y la Unión Europea a puertas de una crisis comercial por Irlanda del Norte
Derechos de autor Peter Nicholls/AP
Derechos de autor Peter Nicholls/AP
Por Euronews con Agencia EFE
Publicado
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Al igual que sucedió durante las negociaciones para lograr el Acuerdo de Salida de la UE, Johnson parece dispuesto a llevar el pulso hasta las últimas consecuencias.

PUBLICIDAD

La tensión entre el Reino Unido y la Unión Europea a causa de Irlanda del Norte terminó este sábado por adueñarse de la cumbre del G7. El primer ministro británico, Boris Johnson, no logró alcanzar un acuerdo que evite la deriva hacia una crisis comercial.

Al igual que sucedió durante las negociaciones para lograr el Acuerdo de Salida de la UE, Johnson parece dispuesto a llevar el pulso hasta las últimas consecuencias.

Tras reunirse hoy con los líderes de Francia, Alemania y la UE, amenazó con adoptar medidas unilaterales para garantizar que el flujo de bienes entre la isla de Gran Bretaña e Irlanda del Norte no sufre alteraciones por culpa de los controles aduaneros que establece el protocolo norirlandés.

"Creo que el protocolo puede funcionar si se aplica de una manera razonable. No es una cuestión solo de carne refrigerada o de salchichas, se están levantando todo tipo de impedimentos", esgrimió Johnson.

Aunque no se esperaba que de esas reuniones bilaterales saliese una solución definitiva, las palabras del "premier" alejaron aún más la posibilidad de un acuerdo.

Londres ya ha retrasado al menos hasta octubre diversos controles que deberían estar ya en vigor, por lo que Bruselas ha iniciado acciones legales, y amenaza con incumplir también el plazo del próximo 30 de junio, cuando deberían comenzar a inspeccionarse los productos cárnicos preparados que cruzan entre Gran Bretaña e Irlanda del Norte.

El Gobierno británico argumenta que los controles que se pactaron para evitar una frontera entre las dos Irlandas tras el Brexit crean demasiadas fricciones en su mercado interno y pide que se aplique de una manera "más flexible".

Como ha sido una constante a lo largo del contencioso sobre el Brexit, la Unión Europea volvió a hablar con una sola voz.

"Ambas partes deben implementar lo que se acordó [en el protocolo]. Hay unidad completa en la UE sobre esto", dijeron la presidente de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, y el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel a través de Twitter.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Hogueras unionistas dan comienzo a la fiesta del 11 de julio en Irlanda del Norte

Cambio climático, vacunas y competencia con China, las claves de la cumbre del G7

La cumbre del G7 acuerda usar 50.000 millones de dólares de activos rusos para ayudar a Ucrania