Última hora
This content is not available in your region

"Sanar un Israel dividido", el reto del nuevo Gobierno que ha desalojado a Netanyahu del poder

Por Lucia Riera Bosqued  & Euronews
euronews_icons_loading
"Sanar un Israel dividido", el reto del nuevo Gobierno que ha desalojado a Netanyahu del poder
Derechos de autor  Oded Balilty/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved.
Tamaño de texto Aa Aa

El nuevo Gobierno de Israel no ha perdido tiempo y ya se ha puesto a trabajar. Pocas horas después de que el Parlamento aprobara la nueva coalición por un solo voto, el nuevo Primer Ministro Naftali Bennett se dirigió a su gabinete prometiendo que intentaría sanar un país dividido.

Bennett presidirá una frágil administración formada por ocho partidos con profundas diferencias ideológicas. "Ahora el pueblo de Israel, todo el mundo, nos observa y la carga de la prueba recae sobre nosotros. Trabajaremos juntos en colaboración y con responsabilidad para reparar la grieta en la nación."

Bennett, nacionalista de derechas, será primer ministro hasta septiembre de 2023 como parte de un acuerdo de reparto de poder por el que luego dará el relevo al centrista Yair Lapid, que mientras tanto toma la cartera de ministro de Asuntos Exteriores.

"Lo que hizo este gobierno es la amistad y la confianza, y lo que va a mantener este gobierno es la amistad y la confianza. Si sabemos confiar, apoyarnos mutuamente y trabajar juntos para que funcione, funcionará", aseguró Lapid.

El hombre al que han desalojado del poder es Benjamin Netanyahu. Ha dominado la política israelí durante años, ocupando el cargo de primer ministro durante los últimos doce. Pero no se va a ir a ninguna parte. Liderará la oposición como jefe de su partido, el derechista Likud.

"Si nuestro destino es estar en la oposición, lo haremos con la cabeza alta hasta derribar este peligroso Gobierno y volver a dirigir el país a nuestra manera", dijo Netanyahu.

Los críticos de Netanyahu han celebrado su destitución, que deja un escenario político incierto, con un autodenominado "Gobierno del cambio" formado por un compendio de políticos ideológicamente opuestos.