Última hora
This content is not available in your region

Drama de los refugiados sirios en Dinamarca ante su cambio de estatuto

Por Julian GOMEZ
euronews_icons_loading
Drama de los refugiados sirios en Dinamarca ante su cambio de estatuto
Derechos de autor  euronews
Tamaño de texto Aa Aa

En una tranquila ciudad danesa, el equipo de periodistas de Euronews se reúne con una familia doblemente rota por el dolor. Después de que su padre fuera ejecutado y mutilado por fuerzas del presidente Bashar al-Asad, los Alata huyeron de Siria en 2015. Los cinco miembros de la familia recibieron estatuto de refugiados políticos en Dinamarca. Desde entonces, la madre ha sido diagnosticada con 'desorden de estrés postraumático'.

"Vivíamos entre miedo y lágrimas. Primero, mi marido fue asesinado. Luego, mis hijos se fueron de casa. Había bombas, el ruido de los aviones, de los asaltos a las casas...", declara Sabrieh Hasan Al Fayad, refugiada siria.

En el mes de marzo de este año, la familia Alata recibió una carta. Su estatuto de refugiados políticos había sido revaluado. Los hermanos mayores, uno ya casado, otro a punto de comenzar a estudiar en el instituto, pueden quedarse.

©
Euronews©

Pero la madre y las dos hermanas, de 10 y 12 años, deben volver a la región de Damasco, considerada ahora segura por las autoridades danesas. La familia está de nuevo rota.

"¿Por qué alguien querría regresar a Siria? Me da miedo que me arresten y me pregunten dónde he estado todo este tiempo, dónde han estado mis hijos. Me podrían preguntar por qué mis dos hijos mayores no están en el Ejército. El régimen sirio no tiene compasión. Siria no es un país seguro. Nuestras casas han sido destruidas y no hay sistema educativo", añade Sabrieh Hasan Al Fayad.

La familia ha recurrido la decisión y ha participado en varias actividades de protesta. Otros 200 refugiados sirios, de un total de 35 000 sirios residentes en Dinamarca, se enfrentan a la misma situación. Desde que las primeras cartas de revocación de estatuto llegaron, las manifestaciones se suceden frente al Parlamento danés.

A sus 57 años, y refugiado en Dinamarca desde 2104, Samer comenzó una huelga de hambre y tuvo que ser hospitalizado.

©
Euronews©

"Sé que hay muchas personas que tienen tanto miedo de que el Gobierno danés las deporte, que han huido a otros países europeos. Entre la gente que conozco que ha regresado a Siria, he oído uno o dos casos de personas que fueron detenidas en el aeropuerto, interrogadas y de las que no se ha vuelto a saber nada", afirma Samer Barakat.

El Gobierno danés dice que la decisión está basada en las conclusiones de un informe del Comité Danés de Refugiados, un órgano independiente que, este último año, ha revisado los casos de alrededor de 1 200 refugiados procedentes de la región de Damasco.

El ministro danés de inmigración, Mattias Tesfaye, no quiso recibir al equipo de Euronews. Pero sí le envió un comunicado en el que señalaba que "Dinamarca ha sido un país transparente y honesto desde el primer día. Dejamos claro a los refugiados sirios que su permiso de residencia era temporal y que podía ser revocado si no encontrábamos motivos que justificaran la necesidad de protección. El enfoque del Gobierno danés es el de ofrecer protección a quien lo necesite. Pero, si las condiciones en su país de origen mejoran, los exrefugiados deben regresar y restablecer allí sus vidas", aseguraba Mattias Tesfaye.

Contactamos en el Partido Popular Danés, tercer mayor grupo parlamentario. El partido no cree en el multiculturalismo y considera que Dinamarca no es un país preparado para recibir inmigración. Aunque técnicamente en la oposición, apoya la estrategia gubernamental.

©
Euronews©

"No es una decisión política. Es una decisión judicial. Las personas afectadas pueden explicar por qué pueden aún permanecer en Dinamarca, durante uno o dos años más. Repito: no es una decisión política, es sobre todo jurídica", explica Morten Messerschmidt, parlamentario del Partido Popular Danés.

"Los activistas denuncian que hay solo dos países de la Unión Europea que actualmente consideran la región de Damasco segura para que los refugiados regresen. Uno de esos países es Dinamarca. El otro es Hungría. ¿Son estos dos países demasiado duros al respecto, o los otros 25 países europeos son demasiado ingenuos?", se pregunta Julián López Gómez, periodista de Euronews y autor del reportaje.

"Con el debido respeto, no tiene sentido plantear las cosas así. Todo depende de casos individuales. Podemos observar dos casos de refugiados sirios, diferentes. Es posible que uno pueda regresar a casa y estar allí seguro, y otro, quizá no", añade Morten Messerschmidt.

Las autoridades danesas aseguran que la revaluación se hizo a partir de "una amplia recopilación de informes de diferentes fuentes". En el seno de Amnistía Internacional Dinamarca, las cosas se ven de forma muy diferente. "Quizá los bombardeos hayan terminado en la región de Damasco", nos dice una coordinadora. Pero, argumenta, "los refugiados que regresen pueden estar arriesgando sus vidas".

"Sabemos que las personas que regresan a Siria son retenidas por fuerzas sirias en zonas 'especiales'. Y, allí son interrogadas por, exactamente, las mismas fuerzas sirias responsables de enormes violaciones de derechos humanos", afirma Lisa Blinkenberg, asesora principal de Amnistía Internacional Dinamarca.

"¿Como cuáles, por ejemplo?", pregunta Julián López Gómez.

"Por ejemplo, malos tratos. Torturas en las cárceles. Desapariciones de detenidos. Las fuerzas de seguridad se llevan a esas personas a determinados sitios y no volvemos a saber nada de esas personas. Hay muchas detenciones, Conocemos también casos de personas que han sido ejecutadas. La situación en Siria es todavía muy insegura", asegura Lisa Blinkenberg.

¿Qué es lo que ocurre, a continuación? En la Universidad de Copenhague, nos reunimos con un profesor de Derecho de Asilo. La medida ha sido criticada en la Unión Europea, pero Dinamarca no está vinculada a las leyes comunes de Asilo Europeo, nos dice. Sin relaciones diplomáticas con Siria, Dinamarca no puede deportar legalmente allí a los refugiados a quienes ha despojado de su estatuto. Su retorno solamente es posible si lo hacen de forma voluntaria, nos confirma el profesor Gammeltoft-Hansen.

©
Euronews©

"No pueden ser sometidos a un retorno forzado. Pero la revocación de su estatuto de refugiado condiciona mucho sus vidas; de una forma muy severa. Su proceso de integración en la sociedad danesa se ve suspendido. No pueden participar en la sociedad de la misma forma. Sin embargo, no tenemos ejemplos concretos de refugiados que hayan regresado a Siria de forma voluntaria después de perder su estatuto", señala Thomas Gammeltoft-Hansen, profesor de Ciencias Políticas y Derecho de los Refugiados de la Universidad de Copenhague.html).

Como no piensan tampoco regresar de forma voluntaria, los Alata podrían acabar en un limbo jurídico, fuera de su hogar y en un centro de inmigrantes en Dinamarca. El caso está ahora en manos de sus abogados. La familia asegura que seguirá luchando.

"Mis hermanas son como mis hijas. Mi hermana pequeña, a veces, incluso me llama papá. Nunca dejaré que regresen a Siria. La decisión de enviarlas de nuevo a Siria me resulta insoportable, sean cuales sean las circunstancias. No me cabe en la cabeza. Incluso si acaban en un 'campo de deportación', aquí en Dinamarca, eso sería mucho más sencillo de aceptar que el hecho de que mi familia regrese a Siria", concluye Abdo Ahmad Alata, refugiado sirio.