Última hora
This content is not available in your region

Se endurecen las sanciones contra Bielorrusia

Access to the comments Comentarios
Por Efi Koutsokosta
euronews_icons_loading
Se endurecen las sanciones contra Bielorrusia
Derechos de autor  Johanna Geron/JOH
Tamaño de texto Aa Aa

La Unión Europea, en coordinación con Estados Unidos, Reino Unido y Canadá, ha impuesto nuevas sanciones al régimen del presidente bielorruso Alexander Lukashenko. Los ministros de Exteriores de la UE han apoyado este lunes una nueva serie de sanciones contra 78 personas y 8 entidades y dieron luz verde a la adopción de sanciones sectoriales que afectan a partes concretas de los sectores de potasa, petróleo y banca bielorrusos.

Josep Borrell, Alto Representante de la UE para la Política Exterior, no excluyó una quinta ronda de sanciones y admitió que todos los bielorrusos se verían afectado por las sanciones económicas pero que era la única solución.

“Las sanciones económicas, cuando se tomen, influirán en el comportamiento del país porque van a generar daño a la economía del país. Ciertamente, no es mágica pero esta es la herramienta que tenemos”, ha defendido Borrell.

Estas medidas son la respuesta europea al "aterrizaje forzoso e ilegal" de un vuelo de Ryanair para detener al periodista Roman Protasevich y su pareja Sofia Sapega. El vuelo partió de Atenas con destino a Vilnius y el ministro de Exteriores griego Nikos Dendias ha asegurado a Euronews que Atenas está explorando la opción de un proceso penal.

"No está en contra de la economía de Bielorrusia, está en contra del régimen de Bielorrusia. Y lo que la Unión Europea está tratando de hacer es claramente apoyar a la sociedad bielorrusa en sus esfuerzos por restaurar la democracia en el país. Dicho esto, no hemos olvidado el tema del secuestro del avión de Ryanair. Grecia, ya que el avión partió de Atenas hacia Vilnius está examinando si debe iniciarse un proceso penal contra los responsables de esto”, ha asegurado Dendias.

Se espera que el paquete completo también sea respaldado por los líderes de la UE a finales de semana en una cumbre donde también se discutirá la relación estratégica con Rusia.