Última hora
This content is not available in your region

Gibraltar decide en referéndum si flexibiliza su estricta ley del aborto

Por Reuters
Gibraltar decide en referéndum si flexibiliza su estricta ley del aborto
Gibraltar decide en referéndum si flexibiliza su estricta ley del aborto   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Tamaño de texto Aa Aa

Por Jon Nazca y Marco Trujillo

GIBRALTAR, 24 jun – Los ciudadanos de Gibraltar votaron el jueves en un referéndum para decidir si el pequeño territorio británico situado en el extremo sur de España debe suavizar una de las leyes del aborto más estrictas de Europa.

Su legislación penal prohíbe el aborto en cualquier circunstancia, contemplando como castigo máximo la cadena perpetua. Aunque nadie ha sido condenado nunca a esta pena, las ciudadanas y residentes de Gibraltar se ven obligadas a ir a España o viajar a Gran Bretaña para abortar.

“Creo que deberíamos poder abortar aquí, no deberíamos tener que ir a otro país sólo para abortar”, dijo a Reuters la estudiante Geraldine, de 20 años, tras emitir su voto.

“Al fin y al cabo es nuestro cuerpo, nuestra elección. Otras personas no deberían elegir por nosotras”, añadió la estudiante, una de los 23.000 gibraltareños con derecho a voto.

El referéndum estaba previsto inicialmente para marzo de 2020, pero se pospuso debido a la pandemia de coronavirus.

Aunque las penas son duras, nunca se ha condenado a una sola mujer o a un solo médico en virtud de la ley, dijo una portavoz del Gobierno de Gibraltar.

En el referéndum se consulta a la ciudadanía sobre una enmienda a la ley penal que permitiría la interrupción del embarazo por parte de un médico colegiado dentro de las primeras 12 semanas en los casos en que el embarazo entrañara más riesgo para la salud de la madre que la interrupción.

Los abortos se permitirían en una fase posterior en un conjunto limitado de circunstancias.

Incluso si se aprueban los cambios, la ley sería mucho más restrictiva que en la mayor parte del resto de Europa.

Los autodenominados grupos “provida” afirman que la redacción de la ley podría interpretarse de forma que acabe permitiendo la mayoría de los abortos.

“Apoyo el ‘No’ porque creo que la vida comienza en la concepción y la vida es sagrada y debe ser respetada hasta el momento de la muerte”, dijo a Reuters Susan Gómez, de 52 años, miembro del movimiento “provida” de Gibraltar.

“Deberíamos darles (a las mujeres embarazadas) todo el apoyo del mundo para que el aborto no se produzca nunca”, dijo.

Tanto el Gobierno gibraltareño, que ha respaldado los cambios propuestos, como los partidos de la oposición en el enclave animaron a la gente a votar.

“El Gobierno actuará de acuerdo con las opiniones expresadas por el pueblo de Gibraltar (…) sea cual sea el resultado que salga”, dijo Fabian Picardo, ministro principal de Gibraltar.