Última hora
This content is not available in your region

Boris Johnson anunciará el relajamiento de restricciones, aunque la pandemia "no ha acabado"

Por Reuters
El primer ministro británico presentará el fin de las restricciones por COVID
El primer ministro británico presentará el fin de las restricciones por COVID   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Tamaño de texto Aa Aa

Por Paul Sandle y Alistair Smout

LONDRES, 5 jul -El primer ministro británico, Boris Johnson, anunciará el lunes los planes de su Gobierno para el último paso en la relajación de las restricciones frente al coronavirus en Inglaterra, que incluirán cambios en las directrices sobre el distanciamiento social, la protección facial y el teletrabajo.

Después de imponer las restricciones más duras de la historia de Reino Unido en tiempos de paz para combatir la pandemia de COVID-19, Johnson se está preparando para eliminar la mayor parte de las medidas en Inglaterra el 19 de julio, con una decisión final prevista para el 12 de julio.

Los datos sugieren que los casos seguirán aumentando a medida que se relajen las restricciones, según el Gobierno británico, pero la correlación con las hospitalizaciones y las muertes ha caído gracias al programa de vacunación.

Se espera que Johnson diga que la gente aprenderá a vivir con la COVID como ya lo hace con la gripe, lo que significa que las hospitalizaciones, los casos más graves de la enfermedad y las muertes continuarán, pero a un nivel mucho más bajo que antes de la vacunación generalizada.

“A medida que empezamos a aprender a vivir con este virus, todos debemos seguir gestionando cuidadosamente los riesgos de la COVID y ejercer nuestro buen juicio en nuestras vidas”, dijo Johnson en un comunicado publicado por su oficina.

“Pero debo subrayar que la pandemia no ha terminado”.

Reino Unido es el séptimo país del mundo con mayor número de muertes por COVID-19, y Johnson se ha enfrentado a críticas por sus decisiones sobre el momento de cada uno de los tres confinamientos de Inglaterra.

No obstante, la aceptación de las vacunas en Reino Unido ha sido importante, ya que el 86% de los adultos habiendo recibido una primera dosis y el 64% dos dosis hasta el pasado domingo, según datos oficiales.

Mientras Reino Unido levanta sus restricciones, países como Australia, que tiene un número de casos mucho menor pero un ritmo de vacunación más lento, están endureciendo sus restricciones.

Los casos de COVID-19 en Reino Unido han aumentado en las últimas semanas, impulsados por la variante delta, ahora dominante, y el paso final del levantamiento de las medidas restrictivas se ha retrasado cuatro semanas para permitir la vacunación de más personas.

Los datos del sistema de salud pública de Inglaterra (Public Health England) muestran que las vacunas son muy eficaces para prevenir los casos de enfermedad grave y la hospitalización a causa de la variante delta.

El ministro británico de Vivienda, Robert Jenrick, dijo el domingo que las mascarillas dejarían de ser obligatorias tras el último paso del levantamiento de las restricciones, pero muchos médicos y científicos instaron al Gobierno a ser más cauteloso.

“No tiene sentido dejar de usar las mascarillas en entornos públicos cerrados, como el transporte público”, declaró a la radio de la BBC Chaand Nagpaul, presidente del Consejo de la Asociación Médica Británica, señalando que su función principal es prevenir la transmisión.

“En cuanto a la ‘elección personal’, debe recordarse que las mascarillas no protegen predominantemente al portador, sino a las personas que lo rodean”.