Última hora
This content is not available in your region

Suspenden otra vez la primera sesión constituyente en Chile por problemas técnicos

Access to the comments Comentarios
Por Juan Carlos De Santos Pascual con AFP & EFE
euronews_icons_loading
La presidenta Elisa Loncón cuando fue elegida el 4 de julio
La presidenta Elisa Loncón cuando fue elegida el 4 de julio   -   Derechos de autor  Esteban Felix/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved.
Tamaño de texto Aa Aa

Todas las expectativas estaban puestas en la primer jornada de redacción de la Constitución chilena. Sin embargo a las dos horas de entrar, salen por sorpresa los 155 constituyentes. Han tenido que posponer la sesión por problemas técnicos y por no cumplir las medidas de prevención de la COVID-19.

"Nos encontramos con la sorpresa de que íbamos a estar separados en salas, y que estas salas no estaban interconectadas entre sí con los medios tecnológicos necesarios, quizás una pantalla grande, los micrófonos, etcétera", ha señalado Ingrid Villena, miembro de la Convención Constituyente.

Entre ellos iba la nueva presidenta, la académica mapuche Elisa Loncón. "__Llegamos muy temprano y todavía no se habían iniciado los trabajos (para habilitar las dependencias): las oficinas no están listas, no hay computadores ni impresoras", se ha aquejado la presidenta del órgano, Elisa Loncón.

"La convención constituyente debería estar reunida desde ayer. Estamos dando una mala señal al país en este proceso tan importante. Hubo meses para organizar esto y no se hizo", ha agregado.

El nuevo vicepresidente de izquierdas , Jaime Bassa, del Frente Amplio, esperaba poder comenzar este martes con el diálogo: "Va a requerir un tipo de diálogo más transversal, más abierto y probablemente un poco sacudiéndose de las limitaciones entre comillas tradicionales de la lógica izquierda-derecha".

El vicepresidente del ente, Jaime Bassa, confirmó que no se produjeron mejoras respecto al día anterior y que la jornada del martes será meramente organizativa, para tratar de conseguir más dependencias, previsiblemente instalaciones de la Universidad de Chile, y desarrollar un protocolo sanitario con autoridades médicas.

La falta de organización llevó a varios constituyentes opositores del izquierdista Frente Amplio (FA) a acusar al Ejecutivo de "negligencia" puesto que, según la normativa, la Secretaria General de la Presidencia (Segpres) es la encargada de "prestar el apoyo técnico, administrativo y financiero" a la convención.

Este tropiezo se suma a la convulsa sesión inaugural de domingo, que arrancó con mucha tensión y tuvo que ser suspendida durante una hora, después de que varios constituyentes denunciaran represión policial a las afueras del recinto contra un grupo de manifestantes.

En la primera sesión ,en la que esté todo organizado, se prevé discutir una petición de amnistía para los llamados "presos de la revuelta" y el reglamento de la Convención que en nueve meses tendrá que redactar la carta magna. La nueva Constitución sustituirá a la heredada de la dictadura de Augusto Pinochet, a la que se ha culpado de las desigualdades sociales que desencadenaron las mortales protestas de 2019.