Última hora
This content is not available in your region

Medidas dispares en la Unión Europea ante el avance de la variante delta

Access to the comments Comentarios
Por Blanca Castro con AFP
euronews_icons_loading
Imagen de ilustración.
Imagen de ilustración.   -   Derechos de autor  AP Photo / Joan Mateu
Tamaño de texto Aa Aa

El avance de la variante delta obliga a los países europeos a tomar medidas drásticas. Malta ha decidido este viernes cerrar sus fronteras a los turistas que no estén vacunados contra la COVID-19. Es el primer país de la Unión Europea en hacerlo como medida preventiva.

"A partir del miércoles 14 de julio, cualquier persona que llegue a Malta deberá presentar un certificado de vacunación reconocido: un certificado maltés, un certificado británico o un certificado de la Unión Europea", anunció el ministro de Sanidad, Chris Fearne, en una rueda de prensa.

La pequeña isla mediterránea de 500.000 habitantes se enorgullece de ser el país más vacunado de la UE, con un 79% de la población adulta que ha recibido la pauta completa.

Hasta el 27 de junio no se habían registrado nuevos casos, pero el viernes las autoridades sanitarias contabilizaron 96 casos, el 90% de ellos en personas no vacunadas.

Cataluña se despide nuevamente del ocio nocturno

Cataluña sacrifica su vida nocturna con el cierre de sus discotecas apenas dos semanas después de reabrirlas. La explosión de los contagios, sobre todo en los jóvenes, obliga a la región española a dar marcha atrás a su desescalada.

La incidencia de contagios de coronavirus en España sigue disparada y en dos semanas se triplicó, hasta situarse este jueves en 277,9 casos por cada 100 000 habitantes a 14 días, aunque este aumento no se deja notar todavía en los hospitales.

A pesar de la llegada inminente de la quinta ola, desde el Gobierno central el mensaje es de prudencia. Recomiendan a los turistas a no cancelar sus vacaciones de verano en el país.

“No es el momento de tomar decisiones precipitadas, no hay razón para pedir a los ciudadanos que anulen sus vacaciones en España, sobre todo si están vacunados”, aseguró la ministra de Exteriores, Arancha González Laya, en una rueda de prensa conjunta con su homólogo francés, Yves Le Drian tras la reunió que mantuvieron este viernes en Madrid.

Francia: "Si algo sale mal, asumiremos la responsabilidad"

En cambio, Francia sigue adelante con la reapertura de sus discotecas este viernes. Y aunque las autoridades han impuesto un estricto protocolo sanitario, la decisión ha sido fuertemente criticada en tiempos en los que el país también sufre un aumento de los casos.

"Estaremos muy atentos, y si evidentemente fuera necesario volver [a cerrar las discotecas] porque las cosas van mal, asumiremos nuestra responsabilidad", aseguró el ministro de Sanidad, Olivier Véran, en un programa de televisión nacional francés.

Para acceder a los recintos será necesario tener un pase sanitario: prueba de vacunación completa desde hace al menos 14 días, prueba PCR o antigénica negativa de menos de 48 horas, o prueba de una contaminación con COVID entre seis meses y quince días antes. Se recomienda el uso de máscaras, aunque no es obligatorio para los clientes.

"Es un alivio poder reabrir, aunque no sea inmediatamente con el 100% de actividad", dice Martin Munier, gerente y director artístico de la discoteca Sacré Club, ubicada en el distrito 2 de París.

A pesar de la impaciencia del sector, algunos empresarios han optado finalmente por esperar al otoño para reabrir, al considerar el protocolo sanitario demasiado restrictivo y estimar que la frecuentación se concentrará en las estaciones balnearias y los lugares de vacaciones.

Reino Unido: la fiebre por el fútbol se propaga, la variante delta también

En Reino Unido, Boris Johnson se contagia de la fiebre del fútbol. Según la prensa británica, el primer ministro está considerando conceder un día festivo si Inglaterra gana la final de la Eurocopa.

El Gobierno británico planea el festivo para que los aficionados puedan celebrar la eventual victoria del equipo de los "Tres Leones" sin tener que limitarse por las actuales restricciones por la pandemia, que serán levantadas en Inglaterra el próximo 19 de julio, detalla el tabloide The Sun.

Esta información sale a la luz después de que unos 300.000 aficionados ingleses firmasen una petición para pedir al Ejecutivo un día festivo este lunes si Inglaterra derrota a Italia en la final.

Se calcula que hasta ocho millones de personas no irán el lunes al trabajo al haber pedido ya el día libre para recuperarse de los esperados festejos en caso de una victoria inglesa.

Por su parte, más de un centenar de científicos y doctores han firmado una carta en la que instan al Gobierno británico a reconsiderar sus planes de abandonar las restricciones impuestas por la pandemia, en lo que califican como un "experimento peligroso y poco ético".