Última hora
This content is not available in your region

Bruselas da un paso más contra Hungría y Polonia

Por Arató László
euronews_icons_loading
Activists wear shirts reading "Love is a human right" as they fly a giant heart balloon in rainbow colors in front of the parliament in Budapest
Activists wear shirts reading "Love is a human right" as they fly a giant heart balloon in rainbow colors in front of the parliament in Budapest   -   Derechos de autor  ATTILA KISBENEDEK/AFP
Tamaño de texto Aa Aa

La Comisión Europea sale en defensa de los derechos de la comunidad LGBTIQ. Ya ha abierto tres casos de infracción, dos contra Hungría y uno contra Polonia. La presidenta de la Comisión Europea expresó su opinión sobre el caso húngaro hace unos días. "Esta ley es vergonzosa", aseguró von der Leyen.

Hacía referencia a la controvertida ley húngara que según Budapest tiene el objetivo de luchar contra la pedofilia. Pero la Comisión Europea considera que discrimina basándose en la orientación sexual.

"Los casos incluyen la ley acabada de aprobar, que en particular prohíbe o limita el acceso a contenido que promueve o retrata la llamada 'divergencia de la identidad propia correspondiente al sexo al nacer, cambio de sexo u homosexualidad' para personas menores de 18 años", explica el portavoz de Bruselas, Johannes Bahrke.

También se ha iniciado un procedimiento contra Hungría por un cuento que representa a familias del mismo sexo. En Polonia, la infracción se refiere a las resoluciones de las llamadas "zonas libres de ideología LGBT" que fueron adoptadas por varias regiones y municipios polacos.

Según una política de la oposición húngara, si estos gobiernos no siguen las reglas europeas, no deberían tener acceso a los fondos de la UE.“Estas últimas semanas han sido la gota que ha colmado el vaso. No es la primera vez que la Comisión Europea menciona que hay reglas comunes y que tienen que jugar en el mismo equipo y en el mismo partido. Y estos gobiernos simplemente han seguido adelante por su cuenta y es importante mencionar que al final del día, los ciudadanos polacos y húngaros son los que están pagando el precio de esto ", cree Anna Donath, eurodiputada de Renovar Europa.

El partido gobernante húngaro, Fidesz, no ha querido hablar con Euronews. Los dos gobiernos deben responder a la Comisión en 2 meses.