Última hora
This content is not available in your region

Delta es ya la variante dominante de la COVID-19 en Europa, según el último informe del ECDC

Access to the comments Comentarios
Por Marta Rodriguez Martinez
En esta foto de archivo del sábado 3 de julio de 2021, un restaurante en Moscú pide un pase sanitario a una cliente.
En esta foto de archivo del sábado 3 de julio de 2021, un restaurante en Moscú pide un pase sanitario a una cliente.   -   Derechos de autor  AP Photo
Tamaño de texto Aa Aa

Delta, la variante de la COVID-19 altamente contagiosa y detectada por primera vez en India, es ya la dominante en Europa.

Así lo advierte el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés) en su último informe de vigilancia de la situación sanitaria en la región:

"Los datos de vigilancia comunicados a la OMS/Europa y al Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC) muestran que entre el 28 de junio y el 11 de julio de 2021 la variante Delta fue dominante en la mayoría (19 países) de los 28 países que comunicaron información de secuenciación genética suficientemente completa".

En los 19 países en los que la variante Delta fue mayoritaria se presentó en una media del 68,3%, superando a la variante Alfa, anteriormente dominante (22,3%) en toda la región.

De acuerdo con estos datos, el EDC afirma que la variante Delta predominará en los próximos meses en la región a no ser que aparezca otra mutuación del virus más competitiva.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) citó esta semana dos nuevos estudios de China y Canadá, aún no publicados en una revista especializada, que advierten de la mayor peligrosidad de la variante Delta..

Según el estudio canadiense, el peligro de tener que ir al hospital aumenta en torno al 120%, y el de necesitar cuidados intensivos es de alrededor del 287%. El riesgo de muerte asciende, por tanto, a más de un 137%.

Para el estudio de China, se examinó a personas que estaban en cuarentena tras el contacto con un infectado con la variante Delta. La prueba PCR les dio positivo tras una media de cuatro días, en lugar de seis, como ocurría con las primeras variantes. Además, la carga viral era 1.200 veces mayor en la primera prueba positiva que en las variantes originales del virus.

"Estamos lejos de estar fuera de peligro en cuanto al fin de la pandemia y, lamentablemente, en muchos países de nuestra región estamos viendo un aumento significativo de los casos asociados a la propagación de la variante Delta, altamente transmisible"", dijo Dr. Hans Henri P. Kluge, Director Regional de la OMS/Europa.

"La OMS recomienda que los países aumenten el acceso a las pruebas gratuitas, amplíen la secuenciación, incentiven la cuarentena para los contactos y el aislamiento para los casos confirmados, refuercen el rastreo de los contactos para romper las cadenas de transmisión y garanticen la vacunación de las personas de mayor riesgo entre nuestras poblaciones."

La Dra. Andrea Ammon, directora del ECDC, añadió que: "debemos permanecer atentos y seguir utilizando el sentido común para prevenir la propagación del virus".

"Esto significa vacunarse en cuanto se presente la oportunidad y mantener el distanciamiento físico, lavarse las manos, evitar los espacios concurridos y usar una mascarilla cuando sea necesario".