Última hora
This content is not available in your region

Dos estudios confirman la mayor peligrosidad de la variante Delta: un 137% más mortal

Por Marta Rodriguez Martinez con dpa y AFP
Una mujer se hace una prueba de COVID-19, el jueves 15 de julio de 2021, en Florida. Las cifras de hospitalización por COVID-19 allí vuelven a aumentar.
Una mujer se hace una prueba de COVID-19, el jueves 15 de julio de 2021, en Florida. Las cifras de hospitalización por COVID-19 allí vuelven a aumentar.   -   Derechos de autor  Marta Lavandier/AP
Tamaño de texto Aa Aa

La Organización Mundial de la Salud (OMS) citó esta semana dos nuevos estudios de China y Canadá, aún no publicados en una revista especializada, que advierten de la mayor peligrosidad de la variante Delta del nuevo virus.

Según el estudio canadiense, los riesgos para la salud de contraer la COVID-19 con la variante Delta son significativamente mayores que con los primeros tipos de coronavirus: el peligro de tener que ir al hospital aumenta en torno al 120%, y el de necesitar cuidados intensivos es de alrededor del 287%. El riesgo de muerte asciende, por tanto, a más de un 137%.

Para el estudio de China, se examinó a personas que estaban en cuarentena tras el contacto con un infectado con la variante Delta. La prueba PCR les dio positivo tras una media de cuatro días, en lugar de seis, como ocurría con las primeras variantes. Además, la carga viral era 1.200 veces mayor en la primera prueba positiva que en las variantes originales del virus.

"Esto sugiere que esta preocupante variante puede reproducirse más rápidamente y ser más contagiosa en las primeras etapas de la infección", dijo la OMS.

En todo el mundo, el número de nuevos casos de infección por el coronavirus aumentó un 12%, hasta alcanzar los 3,4 millones en la semana hasta el 18 de julio. El mayor número de casos nuevos se registró en Indonesia (más del 44%) y Reino Unido (más del 41%).

Los organismos sanitarios de los diferentes Estados apuntan a que detrás de este aumento se encuentra la mayor contagiosidad de la variante Delta. Por ejemplo, varios países han reintroducido medidas de restricción para frenar el contagio o incluso nuevas estrategias, como el pase sanitario en Francia, obligatorio desde ayer miércoles para acceder a lugares de ocio y cultura en el país.

La variante Delta: camino de convertirse en dominante en todo el mundo

La OMS prevé que la variante Delta, que ya representa más de tres cuartas partes de los nuevos casos de COVID en muchos países, predominará en los próximos meses.

Detectada por primera vez en la India, está ahora presente en 124 países y territorios, 13 más que la semana pasada, frente a los 180 (seis más) de la variante Alfa, que se detectó en el Reino Unido, los 130 (siete más) de la Beta, que se identificó por primera vez en Sudáfrica, y los 78 (tres más) de la Gamma, que apareció en Brasil, según las nuevas cifras que baraja la OMS.

"Se espera que (la variante Delta) suplante rápidamente a las otras variantes y se convierta en el linaje dominante en circulación en los próximos meses", dijo la agencia de la ONU con sede en Ginebra.

"Sin embargo, aún se desconoce el mecanismo exacto" que está detrás de la mayor transmisibilidad" de esta variante en comparación con las demás, reconoció la OMS.

Entre los países en los que la variante Delta está causando más del 75% de los nuevos casos de la enfermedad se encuentran India, China, Rusia, Indonesia, Australia, Bangladés, Reino Unido, Sudáfrica, Australia, Portugal e Israel.