Última hora
This content is not available in your region

La contaminación de los acuíferos deja a muchos municipios sin agua potable en España

Access to the comments Comentarios
Por Francisco Fuentes con AFP
euronews_icons_loading
La gestión del agua es una de las asignaturas pendientes de España
La gestión del agua es una de las asignaturas pendientes de España   -   Derechos de autor  Emilio Morenatti/AP
Tamaño de texto Aa Aa

Decenas de municipios españoles sufren de la falta de agua potable.

La contaminación agrícola, la inexistencia de controles y la sequía amenazan la calidad del agua hasta el punto de que en pueblos como Lastras de Cuéllar, en la provincia de Segovia, a dos horas de Madrid, se lavan los dientes o cocinan con agua embotellada.

Llevan seis años sin agua potable.

Alejandro Martín, que cuida de su abuelo, va a la plaza a recoger el agua para el desayuno.

"Tener que ir a buscar botellas todas las semanas, teniendo grifos en casa, teniendo agua corriente, me parece que está bastante mal. Porque estamos haciendo gasto de plástico, hay que ir a comprar el agua, que cuesta dinero, hay que traerla (a casa), y en nuestro caso estamos nosotros que somos jóvenes, pero la mayoría de residentes en este pueblo son personas mayores”, explica Alejandro.

Más de un cuarto (aproximadamente un 28%) de las estaciones de control de las aguas subterráneas españolas presentan altas concentraciones de contaminantes.

"El arsénico y el nitrato aparecen en el acuífero, nos dicen que, por la filtración de las lluvias y porque ese manantial con el paso de los años, la falta de lluvia, el consumo humano. Y también hemos tenido una red de canalización deficiente porque teníamos en el pueblo una red de tuberías de plomo", señala Mercedes Rodríguez, portavoz de la plataforma "Lastras potable, ya".

Idéntica situación viven desde hace tres años en Lierta, en la provincia de Huesca, al norte del país, por el uso de fertilizantes en la actividad agraria.

Además el proyecto para instalar una granja con 3 000 cerdos, ha puesto a sus habitantes en pie de guerra por los inconvenientes que tendría.

"Inconvenientes en cuanto a competencia de un bien escaso como es el agua potable, de contaminación de los acuíferos de la tierra y por tanto las aguas que, como este manantial que tenemos aquí detrás, van a salir más contaminadas por concentración en nitratos, y no genera puestos de trabajo", concluye Bernardo Más, secretario de la Asociación "Lierta potable".

La mejora de la calidad del agua es una de las grandes asignaturas pendientes de España que ha recibido fuertes sanciones a instancias de la Comisión Europea, por incumplir las directivas en esta materia.