Última hora
This content is not available in your region

Las fuerzas afganas recuperan el control de Herat tras dos días de combates contra los talibanes

Access to the comments Comentarios
Por Blanca Castro con Agencia EFE
euronews_icons_loading
Foto de ilustración. (Archivo).
Foto de ilustración. (Archivo).   -   Derechos de autor  Ap / Jawad Jalali
Tamaño de texto Aa Aa

Tras dos días de intensos combates, las autoridades afganas aseguran haber ganado al grupo de talibanes que intentaban tomar el control de la ciudad de Herat este sábado. A pesar de retomar el control absoluto, los insurgentes llegaron a atacar la oficina de la ONU por segundo día consecutivo.

"Los talibanes lanzaron ataques desde el este y el oeste y tenían planeado entrar en la ciudad de Herat, pero las fuerzas de seguridad y grupos de civiles armados rechazaron los ataques del enemigo, que sufrió numerosas bajas", declaró el gobernador de Herat, Abdul Saboor Qani, en un comunicado.

Tras ser rechazados de la ciudad, los choques se trasladaron a la zona de Pul-e-Malan de Guzara, considerada como la vía norteña de acceso a Herat.

Qani aseguró que la ciudad está fuera de peligro aunque el ambiente sigue siendo tenso.

"Muchas personas han abandonado sus hogares y están huyendo de la ciudad de Herat. Ver a la gente abandonar sus casas ha creado terror entre los residentes, y esto desmoraliza a la población en general. Estamos muy preocupados", expresó un residente del distrito de Injil.

Al menos un guardia de seguridad de la ONU falleció y otros agentes resultaron heridos durante el ataque a la oficina de la agencia de este viernes. El grupo armado sigue luchando en Pul-e-Malan y otros frentes en torno a Herat.

Meses de permanente violencia

Los talibanes han aumentado su ofensiva en Afganistán en los últimos meses y han capturado al menos 125 de los 407 distritos del país, algo inédito en dos décadas de conflicto.

El aumento de la violencia coincide con el comienzo de la fase final de retirada de las tropas estadounidenses y la OTAN, el pasado 1 de mayo, que Washington espera finalizar este agosto.

El inspector especial general para la Reconstrucción de Afganistán (SIGAR) afirmó el pasado viernes en un informe de que el Gobierno afgano está luchando por su "existencia" y podría enfrentar una crisis existencial en la lucha contra el resurgimiento talibán, ya que sus fuerzas parecen no estar preparadas.