Un informe republicano estadounidense afirma que el coronavirus escapó de un laboratorio chino

Francia detecta ocho posibles casos de variante ómicron
Francia detecta ocho posibles casos de variante ómicron Derechos de autor Thomson Reuters 2021
Por Reuters
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

WASHINGTON, 2 ago - Una abundancia de pruebas demuestra que el virus que causó la pandemia de COVID-19 escapó de un centro de investigación chino, según un informe de los republicanos estadounidenses publicado el lunes, una conclusión a la que no han llegado las agencias de inteligencia de Estados Unidos.

El informe también citaba "grandes pruebas" de que los científicos del Instituto de Virología de Wuhan (WIV) —con la ayuda de expertos estadounidenses y de fondos de los Gobiernos chino y estadounidense— estaban trabajando para modificar los coronavirus con el fin de infectar a los seres humanos y que dicha manipulación podía ocultarse.

El representante Mike McCaul, líder republicano de la Comisión de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes, dio a conocer el informe elaborado por el personal republicano de la comisión. En él se insta a una investigación bipartidista sobre los orígenes de la pandemia del coronavirus COVID-19, que ha matado a 4,4 millones de personas en todo el mundo. (Gráfico sobre casos y muertes en el mundo)

China niega que un coronavirus genéticamente modificado se filtrara desde las instalaciones de Wuhan —donde se detectaron los primeros casos de COVID-19 en 2019—, una teoría que sostienen algunos expertos pero que no ha sido probada. Pekín también niega las acusaciones de encubrimiento.

Otros expertos sospechan que la pandemia fue causada por un virus animal probablemente transmitido a los humanos en un mercado de mariscos cerca del WIV.

"Creemos que ha llegado el momento de descartar por completo el mercado de marisco como fuente", dice el informe. "También creemos que la preponderancia de las pruebas demuestra que el virus sí se filtró desde el WIV y que lo hizo en algún momento antes del 12 de septiembre de 2019".

El informe señaló información supuestamente nueva y poco divulgada sobre los protocolos de seguridad en el laboratorio, incluida una solicitud de julio de 2019 para una revisión de 1,5 millones de dólares de un sistema de tratamiento de residuos peligrosos para la instalación, que tenía menos de dos años.

Una fuente familiarizada con las evaluaciones actuales de los servicios de inteligencia dijo que los cuerpos de inteligencia estadounidense no han llegado a ninguna conclusión sobre si el virus procede de animales o del WIV.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Hamás llega a El Cairo para mantener conversaciones sobre un alto el fuego

Arranca la votación anticipada de las elecciones generales en Portugal

Las víctimas del volcán neozelandés White Island serán indemnizadas