Última hora
This content is not available in your region

Simone Biles regresa a Tokio 2020 y consigue bronce en barra: "Solo quería salir y hacerlo por mí"

Access to the comments Comentarios
Por Juan Carlos De Santos Pascual con AP & EFE
Reacción de Simone Biles al recibir la medalla de bronce en barra de equilibrio en Tokio 2020
Reacción de Simone Biles al recibir la medalla de bronce en barra de equilibrio en Tokio 2020   -   Derechos de autor  Ashley Landis/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

La superestrella estadounidense de la gimnasia consiguió el martes su séptima medalla olímpica y la segunda en Tokio con un tercer puesto en la final de la barra de equilibrio, una semana después de haberse retirado de varias competiciones para hacer frente a un bloqueo mental que le impedía hacer giros durante los ejercicios. Esta es el último giro de la historia de piruetas de Biles en la competición. Se trata de un golpe sobre la mesa del deporte mundial tras su retiro.

Biles ejecutó una versión ligeramente diluida de su rutina habitual ante un público que incluía al Presidente del COI, Thomas Bach. El bronce -que iguala al que consiguió en Río de Janeiro hace cinco años- le permite empatar con Shannon Miller como la gimnasta estadounidense con más medallas olímpicas.

"Esto es más dulce que la medalla de bronce en barra de Río, porque hice una buena rutina en barra", dijo.

Biles, con un desmontaje de doble pica -sin necesidad de girar-, obtuvo una puntuación de 14,000. Eso le valió el bronce, por detrás del dúo chino formado por la medallista de oro Guan Chenchen (14,633) y Tang Xijing (14,233).

"Estaba nerviosa, pero me sentí bastante bien", ha declarado tras el ejercicio.

Biles se retiró de la competición a principios de los Juegos de Tokio, diciendo que sentía "el peso del mundo" sobre su complexión de 1,5 metros. Sin embargo, lo dejó a un lado y subió al podio por trigésima segunda vez en una gran competición internacional.

La crisis de Biles no fue de las que duran un día. Evaluada permanentemente por los médicos de su equipo, se retiró de una final tras otras excepto de la de barra, el último día de competición.

Ella y la gimnasia suspiraron de alivio con una medalla de bronce que permiten soñar con su recuperación.

Biles llegó a la pista unos 90 minutos antes del comienzo de la competición, con un maillot rojo, blanco y azul adornado con casi 5.000 cristales. Si estaba nerviosa, apenas se notó. Calentó como si fuera un día más en el gimnasio que posee su familia en los suburbios del norte de Houston. Dos veces se subió a la viga para hacer un ensayo de su rutina y realizó su salto de doble pica ante los aplausos de las gradas y el continuo sonido de los flashes de decenas de cámaras.

El 27 de julio, durante la primera rotación de la final por equipos, abandonó y se retiró de la competición como medida de protección porque tenía dificultades para mantenerse en el aire.

La decisión amplió la atención sobre la importancia de la salud mental en el deporte en general y entre los deportistas olímpicos en particular. Se suma a la creciente lista de movimientos en los que Biles, de 24 años, se ha convertido en leyenda.

Ha pasado la última semana entrenando y siendo evaluada por la doctora Marcia Faustin, médico del equipo, al tiempo que se convertía en la principal animadora del equipo femenino de Estados Unidos, que ha acumulado una gran cantidad de material en su ausencia.

"Poned vuestra salud y seguridad por encima de todo", dijo Biles.

Su regreso a la competición en la viga sirvió de colofón a su experiencia olímpica. Hace cinco años ganó el bronce en esta prueba en Brasil.

Aunque no ha anunciado oficialmente su retirada -ha insinuado que tal vez quiera quedarse de alguna manera hasta los Juegos de París de 2024 para honrar a los entrenadores Laurent y Cecile Landi, ambos franceses-, le espera un largo paréntesis. La atleta tiene previsto estar cerca del deporte.

"Sólo necesito procesar esta Olimpiada primero", señaló la gimnasta.

Otra historia de superación: Teresa Portela consigue a la sexta oportunidad la medalla de plata en remo

Había conseguido diplomas en Atenas, Pekín, Londres y Río. Esta vez, tras seis Juegos Olímpicos la española ha conseguido el metal de plata. La piragüista gallega ha logrado la plata en el K-1 200m para entrar en la historia por la puerta grande.

Solo por unas milésimas de tiempo. Tras muchos años peleando lo ha conseguido con 39 años y después de ser madre.

Darron Cummings/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved
Teresa Portela, muestra su plata en remo durante los Juegos de Tokio 2020Darron Cummings/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved

Es la ostava medalla que ha conseguido España en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Portela, también es graduada en fisioterapia y diplomada en Magisterio de Educación Física y consigue la medalla 21 años después de debutar en Sydney.