Última hora
This content is not available in your region

Aviones de España y Croacia se unen a la lucha contra los incendios en Turquía

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Aviones de España y Croacia se unen a la lucha contra los incendios en Turquía
Aviones de España y Croacia se unen a la lucha contra los incendios en Turquía   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Tamaño de texto Aa Aa

Por Mehmet Emin Caliskan y Tuvan Gumrukcu

MARMARIS, Turquía, 3 ago – Aviones de España y Croacia se unieron a la lucha contra los incendios que están arrasndo por séptimo día zonas turísticas del sur de Turquía, tras las crecientes peticiones de más apoyo aéreo y las críticas a la respuesta del Gobierno.

Nueve incendios seguían activos el martes, avivados por los fuertes vientos, las temperaturas superiores a los 40 grados centígrados (104°F) y la baja humedad, según las autoridades. Columnas de humo negro se elevaban desde las laderas y los bosques cercanos a los centros turísticos costeros de Bodrum y Marmaris.

Dos aviones de extinción de incendios de España y uno de Croacia se unieron a los equipos de Rusia, Irán, Ucrania y Azerbaiyán para luchar contra las llamas el martes, después de que Turquía solicitara apoyo europeo.

Los alcaldes de las ciudades turísticas del sur, Bodrum y Antalya, han pedido más aviones esta semana, ya que los incendios han hecho estragos en las costas del Mediterráneo y el Egeo.

Los partidos de la oposición criticaron al presidente Tayyip Erdogan y a su Gobierno por haber recortado los recursos de extinción de incendios del país durante años. Miles de personas también acudieron a las redes sociales para pedir la dimisión de Erdogan, mientras que otros criticaron la falta de recursos y lo que calificaron de preparativos inadecuados.

“Para decirlo con franqueza, Turquía no está siendo gestionada”, dijo Kemal Kilicdaroglu, líder del principal partido de la oposición, el Partido Popular Republicano (CHP). “El Gobierno del palacio (presidencial) ha incapacitado a nuestro Estado”.

En respuesta a las críticas de que el Gobierno había rechazado algunas ofertas de ayuda internacional, el ministro de Asuntos Exteriores, Mevlut Cavusoglu, dijo que Turquía había evaluado muchas propuestas, dando prioridad a las ofertas de aviones y helicópteros.

Dijo que algunos países, entre ellos Francia y Grecia, habían rescindido sus ofertas debido a sus propias necesidades e incendios. El Ministerio de Asuntos Exteriores de Israel dijo que había analizado la situación con las autoridades turcas, pero que le habían dicho que Turquía no necesitaba ayuda.

La ola de calor que ha alimentado los incendios se produjo tras meses de tiempo excepcionalmente seco en el suroeste de Turquía, según los mapas publicados por las autoridades meteorológicas.

Los datos del Servicio Europeo de Información sobre Incendios Forestales mostraron que este año se han producido tres veces más incendios de lo habitual, mientras que las más de 136.000 hectáreas quemadas en Turquía triplicaron la superficie quemada de media en todo un año.

Ocho personas han muerto en un total de 156 incendios forestales que han estallado en la última semana. El martes no se registraron más víctimas.

Desde el miércoles, miles de personas han sido evacuadas de sus casas y algunos turistas huyeron de sus hoteles en barco o por carretera, aunque el ministro de Turismo, Mehmet Ersoy, afirmó que los veraneantes habían regresado en pocas horas.