Última hora
This content is not available in your region

Sídney sufre su peor día de la pandemia y el estado de Victoria entra en su sexto confinamiento

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Sídney sufre su peor día de la pandemia y el estado de Victoria entra en su sexto confinamiento
Sídney sufre su peor día de la pandemia y el estado de Victoria entra en su sexto confinamiento   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Tamaño de texto Aa Aa

Por Renju Jose y Colin Packham

SÍDNEY, 5 ago – Sídney registró el jueves un número diario récord de nuevos contagios de coronavirus, mientras el estado de Victoria anunció que entraría en un confinamiento repentino de una semana, que pone de relieve las dificultades de Australia para contener el brote de la variante delta, especialmente contagiosa.

Sídney, la mayor ciudad de Australia y capital del estado de Nueva Gales del Sur, se acerca a la séptima semana de su propio confinamiento de nueve semanas. Ha registrado cinco muertes y un récord de 262 infecciones en las últimas 24 horas.

El estado de Victoria informó de que había detectado ocho nuevos casos, la mayoría de los cuales no se podían relacionar con una infección conocida, lo que desencadenó un confinamiento de una semana para los más de 6 millones de habitantes del estado a partir de la noche del jueves.

“Nada de esto es opcional. Se trata de un confinamiento que se aplicará por las mejores razones y con los mejores propósitos, para reducir el número de casos y poder volver a abrir todo”, dijo el primer ministro del estado de Victoria, Daniel Andrews, a los periodistas en Melbourne.

En cuestión de horas, las tres ciudades más pobladas de Australia Sydney, Melbourne y Brisbane se verán sometidas a duros confinamientos, lo que amenaza con llevar a la economía del país, de 2 billones de dólares australianos (1,5 billones de dólares), a una segunda recesión en otros tantos años.

Brisbane informó el jueves de otros 16 casos de COVID-19, los mismos que los dos días anteriores. La ciudad se encuentra en estado de confinamiento desde el 31 de julio.

Con cerca de 35.200 casos de COVID-19 y 932 muertes, Australia ha evitado el elevado número de casos de otros países desarrollados, pero sus cifras de vacunación son de las más bajas, ya que solo el 20% de su población mayor de 16 años está totalmente vacunada.