Última hora
This content is not available in your region

Familias de víctimas del 11-S piden a Biden que no vaya a conmemoración si no libera archivos

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Familias de víctimas del 11-S piden a Biden que no vaya a conmemoración si no libera archivos
Familias de víctimas del 11-S piden a Biden que no vaya a conmemoración si no libera archivos   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Tamaño de texto Aa Aa

WASHINGTON, 6 ago – Familiares de las víctimas de los atentados del 11 de septiembre se oponen a que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, participe en los actos conmemorativos a menos que desclasifique los documentos gubernamentales que, según ellos, demuestran que líderes de Arabia Saudita apoyaron los ataques.

Los familiares de las víctimas, junto con personal de emergencia y supervivientes del atentado, publicaron una carta el viernes, cuando se acerca el aniversario 20 de los atentados, en la que piden a Biden que no participe en actos conmemorativos a menos que haga públicos los documentos.

“Veinte años después, simplemente no hay ninguna razón argumentos sin mérito de ‘seguridad nacional’ o de otro tipo para mantener esta información en secreto”, dijo la carta.

“Pero si el presidente Biden reniega de su compromiso y se pone del lado del gobierno saudí, nos veremos obligados a oponernos públicamente a cualquier participación de su gobierno en cualquier ceremonia conmemorativa del 11-S”, añadió.

En total, unas 1.700 personas directamente afectadas por los atentados del 11-S firmaron la carta.

La embajada saudí en Washington no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios.

Los familiares de las víctimas del 11-S llevan mucho tiempo buscando documentos del gobierno estadounidense relacionados con si Arabia Saudita ayudó o financió a alguna de las 19 personas asociadas a Al Qaeda que estrellaron aviones contra el World Trade Center de Nueva York, el Pentágono en Washington y un campo de Pensilvania.

En los ataques murieron casi 3.000 personas.

Quince de los 19 secuestradores eran saudíes. Una comisión del gobierno estadounidense no encontró pruebas de que Arabia Saudita financiara directamente a Al Qaeda, pero dejó abierta la posibilidad de que funcionarios individuales sí lo hayan hecho.

Arabia Saudita ha sido demandada por miles de millones de dólares por las familias de aproximadamente 2.500 de los muertos, y por más de 20.000 personas que sufrieron lesiones, empresas y varias aseguradoras.