Última hora
This content is not available in your region

MÉXICO | Los mayas denuncian la contaminación de 'pozos sagrados' por las macrogranjas de cerdos

Access to the comments Comentarios
Por Yaiza Martín-Fradejas con AFP
euronews_icons_loading
Uno de los miles de cenotes de la península de Yucatán, en México.
Uno de los miles de cenotes de la península de Yucatán, en México.   -   Derechos de autor  AFP
Tamaño de texto Aa Aa

Los célebres cenotes de Homún, en la península mexicana de Yucatán, son manantiales de agua cristalina considerados como 'pozos sagrados' por la comunidad maya y uno de los atractivos turísticos de la región. Sin embargo, su pureza está en peligro debido a la proliferación de macrogranajas porcinas en la zona. Las comunidades indígenas locales denuncian una 'profanación' de estas fuentes de agua que en la Cosmovisión Maya representan la entrada al inframundo.

El resultado de la presencia de estas granjas de cerdos es que los desechos de los animales están contaminando las aguas subterráneas de los cenotes, conectados entre sí y con los aljibes que abastecen a la población. Rene Gilberto Chi, fontanero, recuerda que "hace 50 años todos tomaban agua de ese pozo porque era saludable, era sana, mejor que el agua potable. Pero ahora no se puede beber porque los pozos colindan con los cenotes, y cada cenote se va conectando a otro cenote y toda el agua que se vaya tirando va penetrando hasta llegar al manto acuífero", explica.

Las comunidades indígenas de la zona se organizan para protestar contra la presencia de estas granjas. En una consulta popular, aunque sin carácter legal, el "no" ganó en dos de tres localidades donde se llevó a cabo el referéndum. Además, está situación está desencadenando deasacuerdos entre los trabajadores de las granjas y los locales, como señala el abogado César Acosta: "A parte de la contaminación también otro mal que ha traído la granja son los conflictos sociales, entre los empleados y nosotros que defendemos el territorio, defendemos el agua, nuestro terreno. Incluso hemos recibido amenazas", cuenta.

De las 257 granjas de cerdos presentes en la península de Yucatán, solo 22 tienen permiso ambiental, según Greenpeace. Entre 2019 y 2020, la producción porcina aumentó en México un 3% y las exportaciones casi un 30%, especialmente a China.