Última hora
This content is not available in your region

Incendios arrasan más de 150.000 hectáreas de bosque en Bolivia

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Incendios arrasan más de 150.000 hectáreas de bosque en Bolivia
Incendios arrasan más de 150.000 hectáreas de bosque en Bolivia   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Tamaño de texto Aa Aa

LA PAZ, 12 ago – Más de 150.000 hectáreas de bosques y pastizales se quemaron este año en las tierras bajas de Bolivia debido a la deforestación por la expansión agrícola y los asentamientos humanos, según el reporte de las autoridades.

“El origen de los incendios, casi el 90 por ciento, están siendo provocados. No son incendios de origen natural”, dijo a la televisión estatal el viceministro de Defensa Civil, Juan Carlos Calvimontes.

El Gobierno registró desde mayo hasta principios de agosto 156.799 hectáreas quemadas, una cifra menor en comparación con las 404.527 hectáreas afectadas en el mismo periodo de 2020.

Bolivia registró los peores incendios forestales de su historia en 2019, cuando el fuego arrasó con más de 6,4 millones de hectáreas de vegetación, según datos del Centro de Documentación e Información Bolivia.

Los bosques secos de la Chiquitanía, una zona de transición entre la Amazonía y el Chaco, han sido los más afectados por el fuego descontrolado e inducido por la creciente actividad agrícola y ganadera en el departamento de Santa Cruz, el más rico e industrializado del país, situado al este de la nación.

Los incendios no solo amenazan el hábitat de comunidades indígenas, sino la biodiversidad y la fauna silvestre. La caza ilegal de especies en peligro de extinción se agudizó durante la época del fuego.

“Lo triste para la naturaleza es ver que cada vez que algún pirómano le está prendiendo fuego, está destruyendo la naturaleza, el hábitat donde se alimentan y viven miles de especies”, dijo Jerjes Suárez, veterinario de la población de Roboré.

Cuadrillas de soldados, bomberos y voluntarios lograron apagar la mayoría de los incendios con el apoyo aeronaves y maquinaria pesada. Según el reporte de Defensa Civil, los focos de calor bajaron de 800 a solo 170 en la última semana.

El informe preliminar de las autoridades no registró viviendas afectadas por los incendios ni tampoco heridos.