Última hora
This content is not available in your region

Reino Unido presionará para que se impongan sanciones a los talibanes en la reunión del G7

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Reino Unido presionará para que se impongan sanciones a los talibanes en la reunión del G7
Reino Unido presionará para que se impongan sanciones a los talibanes en la reunión del G7   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Tamaño de texto Aa Aa

Por Andrew MacAskill y Andrea Shalal

LONDRES, 22 ago – El Reino Unido planea presionar a los dirigentes mundiales para que consideren la posibilidad de imponer nuevas sanciones a los talibanes cuando el grupo de economías avanzadas del G7 se reúna el martes para debatir la crisis de Afganistán, dijeron fuentes a Reuters.

El primer ministro británico, Boris Johnson, que actualmente lidera el grupo que incluye a Estados Unidos, Italia, Francia, Alemania, Japón y Canadá, convocó el domingo la reunión virtual, tras la rápida toma de Afganistán por parte de los talibanes.

El Reino Unido cree que el G7 debería considerar la posibilidad de imponer sanciones económicas y retener la ayuda si los talibanes cometen abusos contra los derechos humanos y permiten que su territorio sea utilizado como refugio de militantes, según un oficial del Gobierno británico, que habló bajo condición de anonimato, y un segundo diplomático occidental.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo a los periodistas el domingo que los talibanes no habían emprendido ninguna acción contra las fuerzas estadounidenses que controlan el aeropuerto de Kabul, y que habían cumplido en gran medida su promesa de dejar que los estadounidenses llegaran al aeropuerto de forma segura.

Ante la pregunta de si apoyaría la presión del Reino Unido para imponer sanciones si los talibanes cometieran abusos, Biden dijo: “La respuesta es sí. Depende de la conducta”.

Los militantes talibanes se hicieron con el control de Kabul el pasado fin de semana en una jornada de agitación que hizo huir a civiles y militares afganos en busca de seguridad. Muchos temen que se vuelva a la austera interpretación de la ley islámica impuesta durante el anterior gobierno talibán que terminó hace 20 años.