Última hora
This content is not available in your region

Cumbre internacional en Kiev sobre Crimea con un claro objetivo: recuperar la península para Ucrania

Access to the comments Comentarios
Por Euronews en español
euronews_icons_loading
Cumbre internacional en Kiev para abordar la recuperación de Crimea
Cumbre internacional en Kiev para abordar la recuperación de Crimea   -   Derechos de autor  Eurovision
Tamaño de texto Aa Aa

Arranca en Ucrania la cumbre internacional sobre Crimea, con un único y claro objetivo: aumenta la presion sobre Moscú para conseguir la devolución a Kiev de la península, siete años después de la más que controvertida anexión a Rusia.

Representantes de 40 países acudieron a la llamada 'Plataforma Crimea' para valorar las diferentes opciones políticas y siempre legales con las que darle a Ucrania lo que consideran le pertenece por derecho propio.

"Somos conscientes del hecho de que solos, por nuestra cuenta, nunca conseguiremos que se nos devuelva Crimea", decía el presidente de Ucrania Volodímir Zelenski. "Necesitamos un apoyo efectivo a nivel internacional, un nuevo nivel de apoyo a la desocupación de la península de Crimea. Necesitamos más medidas efectivas para liberar Crimea, y nuestros esfuerzos conjuntos podrían eliminar la agresión armada", aseguraba el mandatario.

Lee: Merkel y Zelenski buscan bajar tensión con Rusia

Rusia y China sacan músculo en unas maniobras militares conjuntas

El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, se mostró más tajante aún si cabe que Zelenski, al recordar durante su intervención que "independencia significa soberanía, y significa integridad territorial dentro de las fronteras reconocidas internacionalmente". Michel recordó estar presente en la cumbre para "reafirmar la postura inquebrantable de la Unión Europea: no reconocemos ni reconoceremos la anexión ilegal de Crimea y Sebastopol por parte de Rusia. Seguiremos aplicando con firmeza nuestra política de no reconocimiento y nos mantendremos firmes ante cualquier violación del derecho internacional".

La postura de Moscú, desde donde tachan esta cumbre de "acto inamistoso", parece de momento inamovible. Desde el Kremlin, su portavoz Dmitry Peskov recordó una vez más que lo sucedido en marzo de 2014 fue una decisión del propio pueblo de Crimea. Desde Occidente, no obstante, recuerdan que el famoso referéndum se llevó a cabo bajo numerosas violaciones en lo referente a la votación y con lo que a todas luces parecía presencia armada rusa como telón de fondo. Un espinoso capítulo que es celebrado en Rusia cada aniversario y que avergüenza a buena parte del resto del mundo.