Luisiana afronta las consecuencias del huracán Ida

Luisiana afronta las consecuencias del huracán Ida
Derechos de autor Eric Gay/AP Photo
Por Euronews
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Al menos una persona ha muerto y los cortes de electricidad afectan a todo el estado

PUBLICIDAD

Los equipos de rescate trabajan con intensidad en el estado de Luisiana tras el paso del huracán Ida, uno de los mayores registrados en Estados Unidos. Los trabajadores están utilizando barcos y helicópteros para evacuar a la población atrapada por las inundaciones.

Al menos una persona ha muerto. El temporal ha provocado cortes en carreteras y ha dejado inutilizadas líneas telefónicas Más de un millón de ciudadanos están sin electricidad, y unos 30.000 operarios en todo el estado tratan de restablecerla. Cuatro hospitales han sufrido importantes daños y 39 instalaciones médicas están manteniéndose gracias a generadores.

EL huracán se transformó en tormenta tropical en la madrugada del lunes al tocar tierra. Al oeste de Nueva Orleans, la lluvia caída en 20 horas ha provocado una subida del agua de 43 centímetros.

"Estos son edificios antiguos que renovaron en el centro, estamos bajo el nivel del mar, por lo que a veces llega el agua, esa es una de nuestras mayores preocupaciones que a lo largo de la noche - el agua comience a subir." CUT "Si se mantiene así en cuanto a la lluvia, entonces podríamos estar bien, siempre y cuando la bomba está funcionando, que parece que lo está haciendo, lo cual es bueno ".

Las imágenes recuerdan a las que provocó el paso del huracán Katrina, del que ahora se cumplen 16 años. Ida ha llegado a provocar vientos de 150 kilómetros por hora, convirtiéndose en el quinto más potente en tocar tierra en Estados Unidos.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Luisiana ante el azote del huracán Ida, uno de los peores de su historia, que toca tierra el domingo

Un militar estadounidense muere tras prenderse fuego por fuera de la embajada de Israel

La Casa Blanca intenta calmar las preocupaciones sobre el nuevo "sistema antisatélite nuclear" ruso