Última hora
This content is not available in your region

Afganistán | 20 años después Estados Unidos se va tras pactar con los talibanes

Access to the comments Comentarios
Por Enrique Barrueco
euronews_icons_loading
El teniente coronel estadounidense Chris Donahue fue el último soldado en dejar Afganistán
El teniente coronel estadounidense Chris Donahue fue el último soldado en dejar Afganistán   -   Derechos de autor  AFP
Tamaño de texto Aa Aa

Los ataque del 11-S de 2001 en Nueva York y el Pentágono, orquestados según Washington desde Afganistán, empujaron a Estados Unidos a la guerra en el país centroasiático.

Washington combatió a los talibanes y a Osama Bin Laden, a los que años atrás habían financiado y apoyado; los fijaron como responsables de los atentados en territorio estadounidense.

El presidente George Bush declaró la guerra a los talibanes en octubre de 2001. Aseguró que "el pueblo de Afganistán conocería la generosidad de Estados Unidos y de sus aliados". Llamaron a la operacion Libertad duradera: "Siguiendo mis órdenes, el ejército de Estados Unidos ha iniciado ataques contra los campos de entrenamiento de los terroristas de Al-Qaeda y las instalaciones militares del régimen talibán en Afganistán. Estas acciones, cuidadosamente dirigidas, están diseñadas para interrumpir el uso de Afganistán como base de operaciones terroristas y para atacar la capacidad militar del régimen talibán. Nos acompaña en esta operación nuestro amigo incondicional, Gran Bretaña. Otros amigos cercanos, como Canadá, Australia, Alemania y Francia, han prometido efectivos mientras se desarrolla la operación".

Los primeros bombardeos, se produjeron semanas después.

Desde entonces han sido cuatro los presidentes estadounidenses los que han estado al frente de la guerra con un gobierno en Kabul pasto de corrupción e inoperancia.

Durante la presidencia de Barack Obama el ejército estadounidense eliminó en Pakistán a Bin Laden.

Obama compareció para hacerlo público y le definió como "líder de Al Qaeda y terrorista responsable del asesinato de miles de hombres, mujeres y niños inocentes".

Pero Estados Unidos siguió en Afganistán.

En febrero de 2020, el gobierno de Donald Trump llegó a un acuerdo con los talibanes: Washington retirararía todas las tropas y contratistas privados en mayo de este año si cesaban los ataques contra estadounidenses.

Algo que Estados Unidos reitera ahora con los talibanes ya en el poder. Freno a atentados yihadistas desde Afganistán.

Y ahora también: resistencia armada a los talibanes en el valle de Panshir y el creciente riesgo de los islamistas debutantes, los salafistas de la facción llamada Provincia de Jorasán del Estado Islámico.

El militar estadounidense que pueden ver en este vídeo es Chris Donahue, podía ser cualquier otro, pero este oficial ha sido el último soldado que se subió al último avión que despegó de las pistas de Kabul. Deja atras, el mismo Afganistán fallido con una población más empobrecida y varios conflictos internos crecientes. Veinte años después acaba la operación que llamaron Libertad Duradera.