Última hora
This content is not available in your region

Luisiana trabaja para recuperarse de los efectos devastadores del huracán Ida

Access to the comments Comentarios
Por Juan Carlos De Santos Pascual con AP
euronews_icons_loading
Las inundaciones del huracán Ida
Las inundaciones del huracán Ida   -   Derechos de autor  David J. Phillip/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved.
Tamaño de texto Aa Aa

Ida, uno de los huracanes más potentes que ha azotado el territorio continental de los Estados Unidos, se ha debilitado hasta convertirse en una tormenta tropical que se adentra en el territorio de Misisippi con lluvias torrenciales y vientos huracanados.

Puede que se haya alejado, pero los residentes de Luisiana todavía no se han recuperado de sus efectos devastadores.

Más de un millón de personas se han quedado sin electricidad en medio de un calor sofocante de finales de verano, y los equipos de mantenimiento trabajan sin descanso.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, destaca: "Sabíamos que el huracán Ida tenía el potencial de causar daños masivos y eso es exactamente lo que se ha visto. Algunas personas todavía están lidiando con la marejada ciclónica y las inundaciones repentinas. Y hay carreteras intransitables debido a los escombros y a los cables eléctricos que han caído."

Al menos una persona ha muerto después de que un árbol cayera sobre su casa

"Gracias a dios todos hemos sobrevivido"

Los funcionarios estatales y locales han admitido que es probable que esta cifra aumente según se desarrollen las labores de búsqueda y rescate.

Debbie Greco, superviviente del huracán Ida, señala: "Gracias a dios todos hemos sobrevivido. Puedo reconstruir, ya sabes, puedo hacer una reconstrucción. Puedo levantar una nueva casa."

Brandon Greco, otro superviviente del huracán Ida, recuerda: "Bueno, cuando la pared del ojo entraba la fuerza de la tormenta se acercaba. En 30 minutos pasamos de tener las calles secas a tener un buen metro de agua en casa

Mientras el huracán Ida sigue avanzando hacia el interior, se ha debilitado, pero el Centro Nacional de Huracanes ha alertado de que las fuertes lluvias podrían seguir provocando inundaciones en partes de Misisippi, Alabama y Florida.