Última hora
This content is not available in your region

Las empresas alemanas no pueden preguntar si sus empleados están vacunados, según ministro

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Las empresas alemanas no pueden preguntar si sus empleados están vacunados, según ministro
Las empresas alemanas no pueden preguntar si sus empleados están vacunados, según ministro   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Tamaño de texto Aa Aa

BERLÍN, 1 sep – Las empresas alemanas no tendrán derecho a saber si sus empleados están vacunados contra el COVID-19, aunque podrían adoptarse disposiciones para algunos lugares de trabajo especialmente arriesgados, dijo el miércoles el ministro de Trabajo.

Muchos países están haciendo obligatoria la vacunación para algunos sectores como el personal sanitario o los trabajadores del sector público y algunas empresas sobre todo en Estados Unidos han empezado a exigir que los empleados estén vacunados.

Pero Alemania tiene una estricta legislación sobre la privacidad de los datos debido a su historia de vigilancia estatal nazi y comunista de los ciudadanos, lo que significa que las empresas no tienen derecho a conocer los problemas de salud de su personal.

Las empresas alemanas han presionado para poder preguntar al personal sobre la vacunación y el gobierno está intentando que más personas se vacunen, ya que las infecciones vuelven a aumentar. Casi el 61% de la población se ha vacunado, y el 65% al menos ha recibido una dosis.

El gabinete acordó el miércoles que las empresas deben permitir a sus empleados tiempo libre para vacunarse y dijo que las empresas pueden tener en cuenta el estado de vacunación de su personal si lo conocen a la hora de decidir las medidas de protección.

El ministro de Trabajo, Hubertus Heil, declaró a la cadena de televisión ARD que entendía que muchos empleados estuvieran también interesados en conocer el estado de vacunación de sus compañeros, pero la legislación alemana establece que los empresarios no pueden pedir esta información.

“Los datos sanitarios de los empleados son especialmente vulnerables”, dijo la ministra de Justicia, Christine Lambrecht, al grupo mediático Funke, pero añadió que conceder a los empresarios el derecho a esa información podría ser posible en lugares de trabajo especialmente arriesgados.

Heil dijo que se necesitaban soluciones pragmáticas, por ejemplo en hospitales o prisiones.

Ya se han hecho excepciones a las leyes de privacidad para permitir la reapertura de restaurantes, en los que el personal y los clientes deben demostrar que están vacunados, curados o que dan negativo en las pruebas.

Heil dijo que lo mismo podría aplicarse a otros entornos de riesgo, pero que tal medida dependería del ministro de Sanidad.

Varios miles de personas marcharon por las calles de Berlín el sábado y el domingo en protestas no autorizadas contra la vacunación contra el coronavirus y las restricciones.

El país informó el miércoles de 13.531 nuevos casos y 23 víctimas mortales, lo que eleva el número total de casos a más de 3,9 millones y la cifra de muertos a 92.223.