Última hora
This content is not available in your region

El diálogo proseguirá tras las conversaciones sobre el clima entre China y EEUU

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
El diálogo proseguirá tras las conversaciones sobre el clima entre China y EEUU
El diálogo proseguirá tras las conversaciones sobre el clima entre China y EEUU   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Tamaño de texto Aa Aa

SHANGHAI, 3 sep – El Ministerio de Medio Ambiente de China declaró el viernes que las conversaciones mantenidas esta semana con el enviado estadounidense para asuntos climáticos, John Kerry, fueron “sinceras, profundas y pragmáticas” y que ambas partes proseguirán el “diálogo y las consultas”.

Los dos mayores emisores de carbono del mundo trabajarían juntos para ayudar a lograr resultados en las conversaciones sobre el clima que se celebrarán este año en Glasgow en noviembre, donde cerca de 200 países analizarán los esfuerzos realizados a nivel mundial para hacer frente al aumento de las temperaturas, dijo el Ministerio de Ecología y Medio Ambiente.

Kerry, enviado especial del presidente estadounidense para el cambio climático, mantuvo conversaciones con su homólogo chino, Xie Zhenhua, en la ciudad norteña de Tianjin el miércoles y el jueves. También habló con los altos diplomáticos Yang Jiechi y Wang Yi por videoconferencia.

Wang rechazó los esfuerzos de Estados Unidos por separar las cuestiones climáticas de los conflictos diplomáticos más amplios entre ambos países, mientras que Kerry insistió en que la crisis a la que se enfrenta el mundo no debe ser una cuestión de ideología o partidismo político.

Kerry, en declaraciones a los periodistas el jueves, dijo que transmitiría a Washington las preocupaciones de China, pero que su cometido se limitaba al clima.

Sin embargo, Kerry reconoció las dificultades de conciliar las preocupaciones climáticas globales con las disputas entre Estados Unidos y China en temas como la lejana región occidental de Xinjiang, donde Estados Unidos dice que las autoridades están incurriendo en abusos de derechos.

Estados Unidos ha impuesto sanciones a empresas chinas a las que acusa de estar implicadas en trabajos forzados en Xinjiang. China rechaza las acusaciones y las tacha de mentira.