Última hora
This content is not available in your region

El G20 pide ayudar a países pobres para enfrentar COVID, pero no asume nuevos compromisos

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Venezuela's academy of medicine asks U.S. to donate COVID-19 vaccines
Venezuela's academy of medicine asks U.S. to donate COVID-19 vaccines   -   Derechos de autor  (c) Copyright Thomson Reuters 2021. Click For Restrictions - https://agency.reuters.com/en/copyright.html
Tamaño de texto Aa Aa

Por Angelo Amante

ROMA, 6 sep – El grupo de 20 países ricos dijo el lunes que se necesitaban más esfuerzos para ayudar a las naciones pobres a vacunar sus poblaciones contra el COVID-19, pero evitó hacer nuevos compromisos numéricos o financieros.

Italia, que ocupa la presidencia del G20 este año, afirmó después de la reunión que el “Pacto de Roma”, donde se llevó a cabo la reunión el domingo y el lunes, incluía un acuerdo político para aumentar el apoyo a las naciones pobres y enviarles más vacunas.

“El nivel de desigualdad (de las vacunas) es muy alto y no es sostenible”, dijo a periodistas el ministro de Salud italiano, Roberto Speranza. “Si dejamos una parte del mundo sin vacunas corremos el riesgo de nuevas variantes que nos perjudicarán a todos… Nuestro mensaje es muy claro: nadie debe quedarse atrás en la campaña de vacunación”.

Las vacunas se envían a los países pobres a través del programa internacional COVAX, respaldado por la Organización Mundial de la Salud y la Alianza Global para Vacunas e Inmunización (GAVI).

Sin embargo, las naciones más ricas han sido criticadas por supuestamente acumular inyecciones para combatir el COVID-19, en momentos en que muchos países subdesarrollados con bajas tasas de inoculación y aumento de infecciones enfrentan problemas para obtener suministros.

“Los países más fuertes… se comprometen a invertir importantes recursos y enviar vacunas a los más frágiles… Deberíamos fortalecer este sistema bilateralmente y por vía internacional a partir de COVAX“, aseguró Speranza.

Pero consultada sobre si el G20 había asumido nuevos compromisos financieros concretos, advirtió que tales promesas corren el riesgo de convertirse en una “camisa de fuerza”, y lo importante era un “objetivo político” de vacunación mundial.

“Queremos llevar la vacuna a todo el mundo y haremos las inversiones necesarias. ¿Serán suficientes? ¿Se necesitará más? Los países del mundo se están comprometiendo en esa dirección”, dijo.

La declaración de 11 páginas publicada después de la reunión no incluyó nuevas promesas financieras, pero Speranza afirmó que estas podrían entregarse en el encuentro de los ministros de Salud y Finanzas del G20 en octubre. Esa será “una ocasión decisiva para encontrar los recursos para financiar los instrumentos que hemos puesto sobre la mesa”, dijo.

Un poco más de 230 millones de dosis de la vacuna contra el COVID-19 se han entregado a 139 países bajo COVAX, según datos de GAVI, frente al objetivo de asegurar 2.000 millones de dosis para los países de bajos ingresos para fines de 2021.