Última hora
This content is not available in your region

España pone en marcha un plan para hacer frente al aumento de los delitos de odio

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
España pone en marcha un plan para hacer frente al aumento de los delitos de odio
España pone en marcha un plan para hacer frente al aumento de los delitos de odio   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Tamaño de texto Aa Aa

MADRID, 10 sep – España creará grupos especializados dentro del Ministerio del Interior y de la policía para prevenir los delitos de odio y apoyar a las víctimas, según dijo el viernes el Gobierno, en un contexto de creciente presión pública para frenar el aumento de estas agresiones.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, presidió una reunión urgente de ministros, líderes de colectivos afectados y policías para debatir cómo reducir los delitos de odio, que han crecido alrededor de un 9% al año desde 2014, según el Ministerio del Interior.

La reunión se convocó después de que un hombre dijera que había sido atacado el pasado fin de semana en el centro de Madrid por una banda que le grabó un insulto homófobo en las nalgas.

Aunque el hombre confesó posteriormente que la denuncia era falsa, la violencia homófoba ya estaba en el punto de mira desde el asesinato del auxiliar de enfermería Samuel Luiz, que fue golpeado hasta la muerte en julio supuestamente por su orientación sexual. Grupos de derechos LGBT tienen previsto celebrar una concentración el sábado en Madrid.

Si bien las agresiones contra la comunidad LGBT han acaparado la mayor parte de la atención en España, también están aumentando otros tipos de violencia discriminatoria, especialmente contra la etnia gitana.

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, indicó que este tipo de delitos aumentó en más de un 57% en 2020.

La comisión acordó aumentar los recursos de la Oficina Nacional de Lucha contra los Delitos de Odio y dará más detalles de un nuevo plan trienal más adelante.

El miércoles Grande-Marlaska dijo que la normalización de los discursos discriminatorios en las redes sociales y en la esfera pública estaba creando un caldo de cultivo para la intolerancia.

Varios políticos de la oposición han pedido la dimisión de Grande-Marlaska en medio del bochorno causado por la retractación del hombre en Madrid, acusando al Gobierno de precipitarse en sus conclusiones basándose en afirmaciones no verificadas.