Última hora
This content is not available in your region

Blinken defiende la retirada de Afganistán en una difícil comparecencia en el Congreso

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Blinken defiende la retirada de Afganistán en una difícil comparecencia en el Congreso
Blinken defiende la retirada de Afganistán en una difícil comparecencia en el Congreso   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Tamaño de texto Aa Aa

Por Patricia Zengerle y Humeyra Pamuk

WASHINGTON, 13 sep – El Secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, rechazó el lunes las críticas sobre la retirada de las tropas estadounidenses de Afganistán en una polémica audiencia en el Congreso en la que al menos dos republicanos le pidieron que dimitiera.

En cinco horas de intercambios a menudo exasperados con los diputados, Blinken defendió la decisión del presidente Joe Biden de materializar la salida del país y rechazó las acusaciones de que el Departamento de Estado debería haber hecho más para ayudar a la evacuación de los estadounidenses y los afganos en riesgo, culpando a la Administración anterior por carecer de un plan.

Blinken señaló repetidamente que el expresidente republicano Donald Trump había negociado el acuerdo de retirada con los talibanes, y dijo que la Administración de Biden no podía renegociar debido a las amenazas del grupo de volver a matar a estadounidenses.

“No hay pruebas de que quedarse más tiempo hubiera hecho que las fuerzas de seguridad afganas o el Gobierno afgano fueran más resistentes o autosuficientes”, dijo Blinken.

“Heredamos un plazo. No heredamos un plan”, dijo Blinken, en referencia al acuerdo de la Administración Trump de retirar todas las fuerzas estadounidenses de Afganistán para el 1 de mayo.

Los congresistas tanto los demócratas de Biden como los republicanos de la oposición se han comprometido a investigar los hechos desde que los talibanes se hicieran con el control de Afganistán el mes pasado tras un rápido avance.

Blinken compareció el lunes ante la Comisión de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes y tendrá que testificar el martes ante la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, siendo el primer responsable de la Administración Biden que testifica públicamente ante los legisladores desde la toma de posesión del movimiento islamista.