Última hora
This content is not available in your region

¿Cómo funciona el referéndum de revocación en California?

Access to the comments Comentarios
Por euronews con AFP
Gavin Newsom en su acto de campaña de este lunes 13 de septiembre
Gavin Newsom en su acto de campaña de este lunes 13 de septiembre   -   Derechos de autor  Jae C. Hong/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

Los californianos están llamados a votar en un referéndum el martes sobre si deben destituir a su gobernador Gavin Newsom y quién debe sustituirlo. He aquí cómo funciona este proceso poco conocido en el estado más poblado y rico de Estados Unidos.

¿Cuál es la pregunta que se hace?

Está formulada en dos partes.

La primera pregunta es "¿Debe Gavin Newsom ser destituido como gobernador? Si el "no" obtiene más del 50% de los votos, el estatu quo `permanece y el Sr. Newsom continúa en su cargo, que termina en 18 meses.

Si no es así, entra en juego la segunda pregunta: "¿Quién debe sustituirle? Gana el candidato con el mayor número de votos, por muy bajo que sea.

¿Quién está en la lista de candidatos?

Gavin Newsom no puede ser reelegido. Y su Partido Demócrata se ha negado a declarar a un candidato oficial para no confundir su campaña, que lógicamente es en contra del referéndum.

La mayoría de los 46 candidatos declarados son miembros del Partido Republicano. El favorito es Larry Elder, un abogado afroamericano de formación que se ha convertido en una estrella de la radio con su populismo conservador.

Entre los outsiders se encuentran el ex alcalde de San Diego Kevin Faulconer, el empresario John Cox, candidato sin éxito en 2018, y Caitlyn Jenner, medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Montreal 1976 y miembro del clan Kardashian.

También está el joven YouTuber Kevin Paffrath, una extravagante "reina de las vallas publicitarias" y un candidato ecologista que recorre las calles de Los Ángeles transmitiendo por megáfono su eslogan, que puede traducirse como "¿Te importa?".

¿Pero Newsom no ganó las elecciones con diferencia en 2018?

El gobernador Newsom ganó en 2018 por goleada, con casi el 62% de los votos frente al 38% de su oponente republicano John Cox.

Esta mayoría no es sorprendente, ya que en California hay dos votantes demócratas registrados por cada votante republicano.

El mandato de Newsom se extiende hasta enero de 2023.

Entonces, ¿por qué la reedición?

California permite que los votantes descontentos celebren una "elección revocatoria" para sustituir al gobernador. Todos los gobernadores de los últimos 50 años se han enfrentado al menos a un intento de destitución de este tipo, que casi siempre fracasa.

El umbral para un referéndum revocatorio es bastante bajo: sólo el 12% de los votantes en las anteriores elecciones. En este caso, no se necesitaban más de 1,5 millones de firmas, frente a los 22 millones de votantes registrados.

Varios intentos de destituir a Gavin Newsom ya han fracasado, pero la pandemia de COVID-19 y las restricciones sanitarias impuestas por el gobernador resultaron bastante impopulares especialmente entre los propietarios de pequeñas empresas, algunos de los cuales se vieron obligados a cerrar sus negocios.

Los opositores al gobernador se han visto favorecidos después de que se le sorprendiera cenando sin mascarilla en un restaurante de tres estrellas, haciendo caso omiso de todas las normas a las que siempre alude.

Para muchos, se presentó como un "hipócrita elitista" que se burla de la gente normal.

¿Hay unanimidad sobre el referéndum?

Los críticos señalan el escaso número de firmas necesarias para desencadenarla y la posibilidad de que un candidato con sólo el 15-20% de los votos gane incluso si el 49% de los votantes vota "no" a la revocación.

Para el Partido Demócrata, se trata nada menos que de un proceso orquestado por el bando republicano para hacerse con el poder, por la puerta de atrás, cuando ese objetivo estaría fuera de su alcance en unas elecciones normales.

Los republicanos replican que la iniciativa es "independiente" y que fue liderada por ciudadanos indignados por la mala gestión de Gavin Newsom, especialmente durante la pandemia.

Sin embargo, hay un punto en el que todos están de acuerdo: el coste del referéndum, casi 280 millones de dólares, es muy elevado.