This content is not available in your region

Las ventas privadas de vacunas caen en la India ante el aumento de las dosis gratis

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Las ventas privadas de vacunas caen en la India ante el aumento de las dosis gratis
Las ventas privadas de vacunas caen en la India ante el aumento de las dosis gratis   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021

Por Krishna N. Das y Jatindra Dash

NUEVADELHI, 29 sep – Algunos de los hospitales privados de India cancelaron pedidos de la vacuna rusa Sputnik V mientras luchan por vender inyecciones de COVID-19 en medio de un creciente suministro de dosis gratuitas de otras vacunas ofrecidas por el gobierno.

Funcionarios de la industria dijeron que la baja demanda y temperaturas de almacenamiento extremadamente frías requeridas han impulsado al menos a tres grandes hospitales a cancelar pedidos de Sputnik V, que se vende sólo en el mercado privado en India, el país productor de vacunas más grande del mundo.

“Con el almacenamiento y todo, hemos cancelado nuestro pedido de 2.500 dosis”, dijo Jitendra Oswal, un funcionario médico de alto rango del Bharati Vidyapeeth Medical College and Hospital en la ciudad occidental de Pune.

“La demanda tampoco es muy grande. Hay una clase de gente, apenas el 1%, que quería optar por el Sputnik. Para el resto, cualquier cosa serviría”.

Desde mayo hasta la semana pasada, los hospitales privados representaron aproximadamente el 6% de todas las vacunas administradas en India, aunque el gobierno los había liberado para comprar hasta una cuarta parte de la producción nacional, según datos del Ministerio de Salud.

India se convertirá en un importante centro de producción de Sputnik V, con una capacidad planificada de alrededor de 850 millones de dosis al año, y la baja absorción nacional podría significar mayores exportaciones.

El Ministerio de Salud no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

El pilar de la campaña de inoculación de India es AstraZeneca, que se puede almacenar en refrigeradores normales, a diferencia del Sputnik V, que necesita temperaturas de -18 grados Celsius, imposibles de garantizar en la mayor parte del país.

La vacuna también es hasta un 47% más cara que la de AstraZeneca en el mercado privado.

Avis Hospitals, que administra ocho centros de vacunación en la ciudad sureña de Hyderabad, también canceló un pedido de 10.000 dosis de Sputnik V, dijo una fuente con conocimiento directo del asunto. Avis no respondió a un correo electrónico en busca de comentarios.

La producción mensual de vacunas de India, principalmente de la inyección de AstraZeneca conocida en el país como Covishield, se ha cuadriplicado a 300 millones de dosis desde abril, cuando un aumento dramático de infecciones y muertes provocó una interrupción de las exportaciones.

Covishield representa el 88% de las vacunas de la India, seguido por Covaxin, desarrollado en el país, de Bharat Biotech. Ambos se administran de forma gratuita en los centros gubernamentales desde mediados de enero.