Kosovo y Serbia llegan a un acuerdo para poner fin a las tensiones fronterizas

Kosovo y Serbia llegan a un acuerdo para poner fin a las tensiones fronterizas
Kosovo y Serbia llegan a un acuerdo para poner fin a las tensiones fronterizas Derechos de autor Thomson Reuters 2021
Por Reuters
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

Por Robin Emmott

BRUSELAS, 30 sep - Kosovo acordó el jueves retirar las unidades policiales de su frontera norte con Serbia para poner fin a una creciente disputa sobre las matrículas de los vehículos que dio lugar a breves momentos de violencia y provocó que la OTAN reforzara sus patrullas.

El acuerdo negociado en Bruselas pone fin al último estallido de un enfrentamiento de décadas entre Serbia y Kosovo, pero no resuelve una cuestión mayor que bloquea las conversaciones de adhesión a la Unión Europea: que Serbia y su antigua provincia, Kosovo, normalicen sus relaciones tras la independencia de Pristina en 2008.

"Tenemos un acuerdo", dijo Miroslav Lajcek, el enviado de la Unión Europea que se ocupa de una de las disputas territoriales más duras de Europa. "Tras dos días de intensas negociaciones, se acaba de alcanzar un acuerdo de desescalada y el camino a seguir", dijo en un mensaje en la red social Twitter, donde publicó los detalles.

El subsecretario de Estado estadounidense, Gabriel Escobar, estuvo en Bruselas para mostrar su apoyo a las conversaciones lideradas por la UE, que, según dijo, muestran el potencial para lograr más avances en los Balcanes.

"Creo que podemos dar enormes pasos para ayudar a los Balcanes a superar un periodo muy difícil durante los años 90 y, con suerte, integrarse más en la Unión Europea", dijo Escobar en una reunión informativa con periodistas.

Sin embargo, el presidente de Serbia, Aleksandar Vucic, restó importancia a las esperanzas de un avance más amplio. Serbia no reconoce la independencia de Kosovo.

"Creo que el acuerdo es justo para los ciudadanos. Me gustaría que pudiéramos encontrar soluciones más duraderas. Eso no incluiría el reconocimiento de Kosovo", dijo Vucic en una conferencia de prensa en Serbia, donde recibía a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

ADHESIVOS ESPECIALES

Según el acuerdo, las tropas de la OTAN sustituirán a las unidades policiales kosovares en la frontera, que se retirarán a partir del sábado. A partir del lunes, ambos países colocarán pegatinas especiales en las matrículas de los coches para eliminar los símbolos nacionales y permitir la libre circulación de los ciudadanos.

La OTAN tiene unos 5.000 soldados presentes en Kosovo bajo mandato de las Naciones Unidas desde junio de 1999, supervisando una frágil paz tras una campaña de bombardeos dirigida por Estados Unidos para poner fin al conflicto étnico.

El nuevo acuerdo pone fin a una prohibición instigada por Kosovo para que todos los conductores procedentes de Serbia portasen una matrícula temporal impresa. Pristina dijo que su medida era una represalia por las medidas vigentes en Serbia contra los conductores de Kosovo desde 2008.

Lajcek dijo que estaba trabajando en una solución a más largo plazo.

El enfrentamiento fue un recordatorio para el resto del mundo de la disputa más amplia entre Kosovo y Serbia, que es la que debe resolver la UE, dijeron los diplomáticos. Un diplomático de alto nivel en Bruselas dijo que el último estallido era, en parte, un intento por llamar la atención de Bruselas, ya que el proceso de adhesión a la UE se ha estancado.

En vísperas de la cumbre Balcanes-UE que se celebrará el 6 de octubre en Eslovenia, Reuters informó el martes de que los 27 Estados miembros del bloque han sido incapaces hasta ahora de acordar una declaración que reafirme su promesa de hace 18 años para la adhesión a la UE para los Estados de los Balcanes occidentales.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

120.000 evacuados por las peores inundaciones en casi un siglo en Rusia y Kazajistán

Putin dice que Rusia no participará en la conferencia de paz en Suiza porque no han sido invitados

EE.UU. trata de rebajar tensiones, tras predecir la CIA un ataque inminente de Irán contra Israel