Última hora
This content is not available in your region

Los partidos alemanes negocian las coaliciones de forma "constructiva" sin desvelar sus cartas

Access to the comments Comentarios
Por Juan Carlos De Santos Pascual con EFE
euronews_icons_loading
La bandera nacional alemana ondea desde lo alto del edificio del Reichstag en Berlín
La bandera nacional alemana ondea desde lo alto del edificio del Reichstag en Berlín   -   Derechos de autor  Michael Probst/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

Los cuatro partidos más importantes de Alemania han celebrado una serie de reuniones bilaterales

para sondear la posición de cada uno antes de decidir los pasos a seguir para la formación de un Gobierno.

Todos los representantes calificaron las sesiones del domingo en Berlín de constructivas, pero no dieron más detalles para no poner en peligro las negociaciones. Por lo que sigue el pulso entre Scholz y Laschet.

Este domingo se reunieron primero socialdemócratas con liberales. Luego verdes con socialdemócratas y conservadores con liberales y de ninguna de las conversaciones ha trascendido mucho más que la afirmación de que han sido constructivas.

Ni Scholz ni Laschet comparecieron hoy ante la prensa y ambos lo dejaron en manos de sus secretarios generales Lars Klingbeil y Paul Zimiak, respectivamente.

El FDP también tuvo como portavoz a su secretario general, Volker Wissing, mientras que Los Verdes si salieron con sus dos copresidentes, Annalena Baerbock y Robert Habeck.

El punto de partida sigue siendo casi el mismo desde que se conocieron los resultados de las elecciones de hace una semana, con el SPD como ganador por estrecha ventaja y con necesidad de verdes y liberales para formar Gobierno.

"Conocemos los resultados de las elecciones. No las hemos ganado. No tenemos un mandato pero hacemos una oferta y creemos que Jamaica (como se conoce una potencial coalición entre conservadores, verdes y liberales) puede impulsar muchas cosas", dijo Zimiak.

Los liberales no ocultan que tienen más proximidad programática con los conservadores y que hay puntos que los separan del SPD. A Los Verdes les ocurre exactamente al revés.

En contra de una coalición Jamaica habla la situación de los dos partidos del bloque conservador, la Unión Cristianodemócrata (CDU) y la Unión Socialcristiana (CSU), que están en medio de duros debates internos tras tener el peor resultado de la historia.

En ese sentido, el presidente del FDP, Christian Lindner, había enviado a los conservadores un mensaje -a través de una entrevista con el dominical "Bild am Sonntag"- pidiéndoles que aclarasen si realmente estaban en condiciones de hacer negociaciones para formar Gobierno.

Verdes y liberales habían tenido entre ellos la semana anterior dos reuniones, que también se describieron como constructivas. Los Verdes se reunirán el martes próximo con la CDU/CSU aunque no ocultan su escepticismo con respecto a la posibilidad de una alianza con el bloque conservador.

Tanto verdes como FDP hablan de la necesidad de un nuevo comienzo. Hoy, de parte de Los Verdes, Habeck dijo que, pese a que el SPD había estado los últimos ocho años en el Gobierno como socio menor de la CDU/CSU, había mostrado hoy voluntad de impulsar algo nuevo.

Zimiak también dijo, tras 16 años de gobiernos presididos por la CDU/CSU, que lo que necesita es algo nuevo.

Los liberales piensan con un poco de desconfianza en una posible alianza con socialdemócratas y verdes y hoy Lindner en su entrevista fijó dos líneas rojas.

La primera es el rechazo a una flexibilización del llamado freno a la deuda, que exige presupuestos equilibrados. La segunda es el rechazo a aumentos de impuestos.

Asimismo, Lindner dejó abierta una posible concesión al decir que las rebajas fiscales que su partido pide no son algo que tenga que ocurrir de inmediato.

"Ya antes de las elecciones dije que nuestra propuesta de rebajar impuestos no tiene que realizarse de inmediato. Lo decisivo es que después de una década en que la carga fiscal y la burocracia han aumentado haya un cambio de paradigma y entremos en una década de alivios y reducción de la burocracia", afirmó Lindner.

Lindner dijo que coincide con Los Verdes en la necesidad de hacer más inversiones en educación. Para conseguir los fondos propone una reducción de subvenciones -apuntando concretamente a la industria automovilística- y usar empresas con participación estatal, como Telekom, como palancas para impulsar inversiones.

Wissing, en su comparecencia, no quiso hoy hacer una valoración comparativa de los encuentros de los dos partidos y dijo que eso lo analizará con calma el equipo negociador.

Los socialdemócratas, mientras tanto, quieren empezar lo más pronto posible negociaciones formales.