Última hora
This content is not available in your region

Fin de la cuarentena de más de 100 días de confinamiento en Sídney

Access to the comments Comentarios
Por euronews con EFE/AFP
euronews_icons_loading
Fin de la cuarentena de más de 100 días de confinamiento en Sídney
Derechos de autor  SAEED KHAN/AFP
Tamaño de texto Aa Aa

Fin de una cuarentena de más de 100 días de confinamiento para Sídney, la ciudad más poblada de Australia.

Sus más de cinco millones de habitantes gozan este lunes del primer día de práctica normalidad después de superar el porcentaje del 70 por ciento de su población completamente vacunada contra la COVID-19.

Pasada la medianoche muchos pobladores de Sídney y de otras zonas confinadas del estado de Nueva Gales del Sur acudieron a bares, peluquerías e incluso a una popular cadena minorista para celebrar el desconfinamiento, en el que las personas con la pauta completa de la vacuna gozan de menores restricciones.

En un día lluvioso en Sídney, muchos habitantes llenaron este lunes gimnasios y cafeterías, que permanecieron cerrados desde el confinamiento decretado el 26 de junio por un brote vinculado a la variante delta y adoptado en el marco de la política australiana de ordenar la permanencia en casa y el cierre de los negocios con pocos casos de coronavirus.

Este regreso a la práctica normalidad permite que diez personas que estén totalmente vacunadas puedan reunirse en una casa y la reapertura de los negocios con límites al aforo.

Las personas que no hayan recibido la pauta completa del virus deberán esperar de momento a terminar la administración de las dos dosis del fármaco para poder acudir a los establecimientos, con la excepción de que cuenten con un certificado médico que no recomiende la vacunación.

Con una población de 25 millones de habitantes, Australia admite 1.450 fallecidos por la pandemia. El país austral espera reabrir sus fronteras internacionales en noviembre una vez que alcance, aproximadamente hacia finales de mes, el 80 por ciento de la inmunización contra la COVID.