Última hora
This content is not available in your region

Preocupación en Bulgaria tras el naufragio de un barco con fertilizantes nitrogenados

Access to the comments Comentarios
Por Matthew Holroyd  & Euronews en español
euronews_icons_loading
El barco naufragó el pasado 20 de septiembre frente a las costas del norte de Bulgaria
El barco naufragó el pasado 20 de septiembre frente a las costas del norte de Bulgaria   -   Derechos de autor  Eurovision
Tamaño de texto Aa Aa

Preocupación entre los ecologistas búlgaros tras el naufragio en el Mar Negro, frente a sus costas del norte, de un barco con peligrosos fertilizantes nitrogenados en su interior, cerca de 3000 toneladas.

Un equipo de buzos investiga las posibles fugas del carguero, el 'Vera SU', varado desde el pasado 20 de septiembre en las rocas cerca de la reserva natural de Yayla, que alberga numerosas especies protegidas de aves, así como especies marinas en peligro de extinción.

En estos momentos el barco se encontraría "en una posición estable" y la situación estaría bajo control, según se encargaban de anunciar desde la Dirección de Salvamento de Emergencia del país.

"No hay indicios de ningún vertido alrededor del barco", aseguraba el director de este equipo, el vicealmirante Rumen Nikolov, "ni de combustible o lubricantes ni de residuos o restos de carga".

Desde Greenpeace, sin embargo, aseguran que los análisis del agua de la zona indican la presencia de contaminación, con niveles de compuestos de nitrógeno cercanos a los que habría "en una alcantarilla de ciudad".

Con la tripulación ya a salvo, los expertos barajan diferentes opciones para liberar el fertilizante nitrogenado sin grandes daños medioambientales. Aunque las condiciones meteorológicas están mejorando en la zona las operaciones se ha ido posponiendo durante días, en buena medida por las disputas con el propietario de la embarcación.

Las investigaciones han concluido ya que lo sucedido se debió a una actuación negligente del oficial de guardia, que se habría quedado dormido. Tanto el capitán como el segundo de a bordo se encuentran de momento en prisión preventiva. La fiscalía acusa a ambos de provocar un accidente, causar importantes daños materiales y poner en peligro la vida de otras personas.