This content is not available in your region

Banco central de China dice que problemas de deuda de Evergrande son controlables

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Evergrande says six execs have returned funds from advance redemption of products
Evergrande says six execs have returned funds from advance redemption of products   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021

Por Andrew Galbraith

SHANGHÁI, 15 oct – El efecto contagio de los problemas de deuda de China Evergrande Group en el sistema bancario es controlable, dijo el viernes un funcionario del banco central, en un inusual comentario sobre la crisis de liquidez que sufre el gran desarrollador inmobiliario y que está sacudiendo los mercados globales.

Las autoridades chinas están instando a Evergrande a intensificar la venta de activos y a reanudar sus proyectos, dijo Zou Lan, jefe de mercados financieros del Banco Popular de China, en una sesión informativa, agregando que las instituciones financieras individuales no tienen una exposición altamente concentrada a la inmobiliaria.

“En los últimos años, esta empresa no operó ni se administró bien. No realizó operaciones prudentes según las condiciones cambiantes del mercado, y diversificó y expandió ciegamente su negocio”, dijo Zou en la sesión informativa en Pekín.

Las autoridades chinas y los medios estatales han guardado bastante silencio sobre la crisis de Evergrande, que ha incumplido una serie de pagos de intereses de bonos y tiene una deuda de 300.000 millones de dólares, lo que la convierte en el promotor inmobiliario más endeudado del mundo.

Otra promotora china, Xinyuan Real Estate Co, evitó el viernes el impago de un bono en dólares, afirmando en una presentación ante la Bolsa de Singapur que los tenedores de bonos dieron el visto bueno a una oferta para aceptar nuevas notas y dinero a cambio de los valores que vencen.

El acuerdo sigue las advertencias de otras promotoras de que podrían incumplir el pago de sus bonos, mientras que otros aún han tomado medidas para retrasar los abonos pese a los problemas del sector inmobiliario.

Evergrande, la segunda mayor promotora de China con 1.300 proyectos inmobiliarios en más de 280 ciudades, incumplió una tercera ronda de pagos de intereses de sus bonos internacionales esta semana.

En la comparecencia del viernes, Zou dijo que Evergrande debería acelerar la venta de activos y la reanudación de la construcción de sus proyectos, para lo cual las autoridades brindarán apoyo financiero.

Algunos prestamistas han tenido “malentendidos” sobre las políticas de control de deuda del banco central, generando tensiones financieras para algunas empresas, ya que algunos proyectos nuevos no pueden obtener créditos aunque las firmas hayan pagado los préstamos existentes, señaló Zou.

“Esta reacción extrema a corto plazo es un fenómeno normal de mercado”, explicó.

Las promotoras chinas se enfrentan a más de 500 millones de dólares en pagos de cupones por sus bonos de alto rendimiento antes de fin de mes. Datos de Refinitiv muestran que los pagos de Kaisa Group Holdings y Fantasia Holdings vencen este fin de semana.

“En algunas ciudades, los precios de las propiedades subieron demasiado rápido, lo que provocó que se restringiera la aprobación y suscripción de hipotecas personales”, dijo Zou, refiriéndose a los primeros tres trimestres de este año.

“Una vez que los precios de la vivienda se estabilicen, la oferta y la demanda de hipotecas en esas ciudades también se normalizarán”, dijo.

Pese a todo, Evergrande sufrió nuevos reveses el viernes, ya que fuentes dijeron a Reuters que la empresa estatal china Yuexiu Property se retiró de un acuerdo propuesto por 1.700 millones de dólares para comprar el edificio de la sede de Evergrande en Hong Kong, por preocupaciones sobre la grave situación financiera de la firma.

Evergrande está intentando deshacerse de algunos activos para pagar a sus acreedores y ha incumplido tres rondas de pagos de intereses de sus bonos internacionales. El fracaso de las conversaciones es una muestra más de las dificultades que está enfrentando.

A estos problemas se sumó uno más, ya que el regulador de auditorías de Hong Kong dijo el viernes que está investigando las cuentas de Evergrande de 2020 y su auditoría que elaboró PwC, por dudas sobre sus informaciones acerca de su capacidad para seguir operando con normalidad.