This content is not available in your region

Bruselas sopesa sancionar a las compañías que alquilan aviones a Bielorrusia

Access to the comments Comentarios
Por Efi Koutsokosta  & Ana Lázaro
euronews_icons_loading
Three Iraqi migrants hiding in a Polish forest near the Polish town of Chelm
Three Iraqi migrants hiding in a Polish forest near the Polish town of Chelm   -   Derechos de autor  DARIO THUBURN/AFP

La Unión Europea sopesa imponer nuevas sanciones contra Bielorrusia.

En su punto de mira se encuentran ahora las compañías aéreas y su objetivo es evitar que alquilen aviones a Belavia, la compañía bielorrusa.

Los vuelos estarían siendo utilizados para hacer llegar migrantes hasta las fronteras de la Unión Europea.

"Necesitamos encontrar un modo para detener los vuelos a Bielorrusia", ha explicado Gabrielius Landsbergis, ministro de Asuntos Exteriores de Lituania. "Una opción es imponer sanciones a Belavia y otra opción es enviar un mensaje a las aerolíneas que transportan pasajeros desde determinados países hasta Bielorrusia, que como se sabe los atrae con la intención de hacerlos migrar". Y a su llegada al Consejo de Ministros de Exteriores de la UE ha lanzado esta advertencia: "están bajo el radar europeo, lo estamos viendo y no está bien”.

Letonia también se ha pronunciado en el mismo sentido.

Irlanda es una potencia en materia de alquiler de aviones. Y algunas de sus compañías estarían participando en estos traslados. Para el ministro irlandés de Exteriores se trata de una cuestión legalmente compleja que debe analizarse con cuidado.

"Estamos abiertos a analizar cómo aumentar la presión. Pero es importante hacer una distinción entre las sanciones que se aplicarían a nuevos o futuros arrendamientos de aeronaves a Belavia y el respeto de los contratos que están en vigor y deben respetar las obligaciones legales", ha dicho Simon Coveney.

Los expertos legales creen que el punto de vista irlandés restaría efectividad a las sanciones, pero afirman que en caso contrario las empresas privadas quedarían expuestas.

"Podrían surgir disputas entre las partes contractuales: las compañías podrían ser objeto de reclamaciones y entonces, a su vez, reclamarían al gobierno para así poder recuperar las pérdidas resultantes de las medidas que les habrían sido impuestas", afirma Nikolai Ehlers, experto en derecho aeronáutico.

Y en medio de este debate, la situación humanitaria en la frontera sigue empeorando. Al menos siete migrantes han muerto entre Bielorrusia y Polonia.