This content is not available in your region

Miles de niños vuelven al colegio en La Palma a punto de cumplirse un mes de erupción volcánica

Access to the comments Comentarios
Por Euronews en español
euronews_icons_loading
Cerca de 4500 niños vlvieron este lunes a las aulas en La Palma
Cerca de 4500 niños vlvieron este lunes a las aulas en La Palma   -   Derechos de autor  Eurovision

A punto de cumplirse un mes desde que entrara en erupción, y un sinfín de daños después, el volcán de Cumbre Vieja continúa rugiendo sin sensación alguna de dejar de hacerlo a corto plazo.

Pero la vida en La Palma debe continuar, y este lunes miles de niños, cerca de 4500, volvían a la aulas. Son, claro, otras aulas, tras cuatro semanas en las que han visto desaparecer sus pupitres, sus patios de recreo, sus colegios. Para la mayoría, niños y mayores, el retorno, ha sido agridulce.

"Es un nuevo comienzo, a ver como se plantea la situación", reconocía una profesora. "Queremos animar a los niños y a las familias sobre todo en lo que se refiera a la parte psicológica y emocional".

"A pesar del COVID nos hemos abrazado unos a otros, porque nos necesitamos", confesaba otra profesora. "Y me he llevado una alegría muy grande, porque no esperaba ver a los niños que están alojados en el hotel de Fuencaliente. Cuando los he visto aparecer esta mañana me he puesto a llorar".

Una de las madres, por su parte, reconocía que su hijo llegaba al nuevo colegio "súper contento. El problema es la ceniza que cae por aquí. Aquí cae mucha más ceniza de la que puede caer en otras zonas".

Y es que, en efecto, el retorno a las clases se hace sin saber a ciencia cierta cuál será la evolución de la situación, y en qué momento será necesario volver a suspender las clases en determinados centros, por lo que ya se trabaja en la posibilidad de ejercer las clases online.

Las actuales condiciones meteorológicas han empeorado algo la calidad del aire, aunque de momento con niveles no perjudiciales para la salud de población. La nube de ceniza obligó de nuevo este domingo a cancelar las operaciones del aeropuerto de La Palma, mientras las autoridades siguen de cerca, atentos a posibles desalojos, el avance la colada de La Laguna, cada vez más cerca del mar. Los palmeros se acostumbran como pueden a vivir día a día.