This content is not available in your region

Se intensifica el conflicto en Etiopía con ataques en Tigray y choques en Amhara

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
El Gobierno etíope ataca la capital regional de Tigray por cuarto día esta semana
El Gobierno etíope ataca la capital regional de Tigray por cuarto día esta semana   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021

ADÍSABEBA, 22 oct – Un ataque aéreo de las fuerzas gubernamentales de Etiopía alcanzó el viernes una universidad en la capital de la región de Tigray, en el norte del país, dijeron miembros de las fuerzas rebeldes y de organizaciones humanitarias presentes en la zona, mientras miles de personas huían del conflicto hacia el sur.

El Gobierno etíope dijo que el ataque aéreo del viernes tuvo como objetivo una base en la capital de Tigray, Mekelle, que antes pertenecía al ejército etíope y que ahora es utilizada como lugar de entrenamiento por las fuerzas rebeldes del Frente de Liberación Popular de Tigray (TPLF, por sus siglas en inglés), que controlan la región.

Getachew Reda, portavoz del TPLF, que controla la región, dijo a Reuters que el ataque alcanzó el complejo de la Universidad de Mekelle, añadiendo que no tenía información sobre posibles víctimas.

Tres fuentes de organizaciones humanitarias en Etiopía también dijeron a Reuters que el ataque había alcanzado la Universidad de Mekelle, citando información de residentes de la ciudad.

La televisión Tigrai TV, controlada por el TPLF, informó que el ataque había alcanzado el campus principal de la universidad y que 11 civiles habían resultado heridos.

El portavoz del Gobierno etíope, Legesse Tulu, dijo que el ataque no alcanzó las instalaciones universitarias.

El del viernes es el cuarto ataque aéreo con bombas de las fuerzas gubernamentales de Etiopía sobre Mekelle esta semana, en un momento en el que se están intensificando los combates en la región vecina de Amhara como parte de los intentos del Gobierno central por recuperar el territorio capturado por el TPLF en los últimos meses.

La guerra estalló hace casi un año entre las tropas federales y el TPLF, que gobernó Etiopía durante tres décadas al frente de una coalición multiétnica y que ahora controla la región norte del país. Miles de personas han muerto y más de dos millones se han visto obligadas a huir.

Dos de las fuentes de organizaciones humanitarias consultadas por Reuters dijeron que un avión de la ONU tuvo que abortar un aterrizaje programado en Mekelle debido al ataque aéreo. Legesse dijo que no tenía información al respecto.

Las fuerzas gubernamentales también atacaron objetivos en Mekelle el lunes, el miércoles y el jueves de esta semana.

HUYENMILES DE PERSONAS

La campaña de ataques aéreos forma parte de un nuevo intento del Gobierno central para debilitar a las fuerzas del TPLF.

El ejército etíope lanzó la semana pasada una ofensiva terrestre para expulsar a los combatientes del TPLF del territorio que tomaron en julio en la región de Amhara. Las fuerzas de Amhara han luchado junto al ejército contra el TPLF desde el principio de la guerra.

Los nuevos combates han obligado a miles de personas a huir de sus hogares en la parte oriental de Amhara, según fuentes de organizaciones humanitarias y autoridades locales.

El viernes, varios residentes de la importante ciudad de Dessie dijeron a Reuters que el pánico estaba cundiendo entre sus vecinos después de que el portavoz del TPLF dijera un día antes que sus fuerzas estaban al alcance de la artillería de la ciudad.

Un residente dijo que pudo oír el sonido de fuertes disparos el jueves por la noche y hasta la mañana, y que el precio del autobús a la capital Adís Abeba, a unos 385 kilómetros (240 millas) al sur, se había multiplicado por más de seis esta semana.

“Toda la ciudad está en pánico”, dijo, añadiendo que quienes pueden están abandonando el lugar.

Seid Assefa, un miembro del gobierno local que trabaja en un centro de coordinación para desplazados en la ciudad, dijo que 250 personas habían llegado a Dessie esta semana huyendo de los combates en la zona de Girana, al norte.

“Actualmente tenemos un total de 900 (personas desplazadas) aquí y terminamos nuestras reservas de alimentos hace tres días”.

Leul Mesfin, director médico del Hospital de Dessie, dijo a Reuters que tres pacientes dos niñas y un adulto habían muerto esta semana en su centro a causa de las graves heridas producidas por la artillería.

Dijo que las víctimas habían sido trasladadas desde la ciudad de Wuchale, escenario de intensos combates durante la semana pasada, según el Gobierno central de Etiopía y las fuerzas del TPLF.