This content is not available in your region

Melbourne reabre al relajar las restricciones por la pandemia

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Melbourne reabre al relajar las restricciones por la pandemia
Melbourne reabre al relajar las restricciones por la pandemia   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021

Por Sonali Paul y Melanie Burton

MELBOURNE, 22 oct – Los residentes de Melbourne acudieron en masa a los pubs, restaurantes y peluquerías de la ciudad en las primeras horas del viernes, después de que la ciudad que ha sufrido el confinamiento más prolongado a nivel mundial saliera de su última tanda de restricciones destinadas a combatir la propagación del COVID-19.

La segunda ciudad más grande de Australia ha soportado hasta ahora 262 días, o casi nueve meses, de restricciones durante seis confinamientos distintos desde marzo de 2020, lo que representa el cierre acumulado más largo para cualquier ciudad del mundo.

En Melbourne, se vio a la gente aplaudir desde sus balcones, mientras los coches tocaban continuamente el claxon a las 23:59 horas del jueves, cuando terminaron las medidas de cierre impuestas desde principios de agosto.

En la mayor ciudad del país, Sídney, se vivieron escenas de júbilo similares hace casi dos semanas, cuando las autoridades empezaron a suavizar las restricciones al aumentar las tasas de vacunación contra la COVID-19.

Algo más del 70% de los adultos de Australia están ya totalmente vacunados y muchos residentes están planeando volver a volar al extranjero cuando las restricciones en las fronteras internacionales empiecen a suavizarse a partir de noviembre.

A partir del 1 de noviembre, los viajeros internacionales totalmente vacunados que lleguen a Sídney y Melbourne ya no tendrán que pasar la cuarentena.

Qantas Airways Ltd dijo el viernes que aceleraría los planes para reanudar los vuelos a muchos destinos y aumentar el tamaño de algunos aviones en medio de una “demanda masiva”.

UN LARGOCONFINAMIENTO

Con el despliegue de la vacuna, que arrancó de manera lenta, las autoridades ya no tienen previsto depender de los confinamientos prolongados para suprimir el virus.

La reapertura supondrá un impulso para la economía australiana, de 2 billones de dólares australianos (1,5 billones de dólares), después de que los recientes cierres la hayan llevado al borde de una segunda recesión en otros tantos años.

(1 dólar = 1,3259 dólares australianos)