This content is not available in your region

Los casos de COVID se disparan en Benidorm de la mano del turismo británico

Access to the comments Comentarios
Por Carmen Menéndez
euronews_icons_loading
Gente en el paseo marítimo de Benidorm, España
Gente en el paseo marítimo de Benidorm, España   -   Derechos de autor  RTVE

El paseo marítimo de la ciudad española de Benidorm vuelve a estar repleto de turistas, sobre todo británicos. La imagen debería ser motivo de regocijo en este municipio alicantino que vive del turismo, si no fuera porque con la llegada masiva de extranjeros también se han disparado los contagios de COVID-19.

La incidencia acumulada ha alcanzado en la localidad niveles de riesgo extremo, con 286 casos por 100.000 habitantes. Esta incidencia está a años luz de los 46 casos por 100 000 habitantes del resto de España. Más de la mitad de los contagios afectan a extranjeros.

Entretanto, los turistas dicen sentirse bien en Benidorm.

"Llegamos ayer y hasta ahora todo nos parece muy seguro y organizado", comenta una mujer.

"Hemos realizado un test antes de venir -añade otro turista británico- y obviamente vamos a realizar otro cuando volvamos. Eso no nos supone ningún poblema. Lo más difícil ahora es el papeleo".

El sector turístico y hostelero rebate las cifras de incidencia, porque en su opinión, no reflejan la situación real de la pandemia en la ciudad.

"Benidorm tiene una población censada de 65 000 habitantes (...), pero por los datos de los que disponemos la población que está residiendo en Benidorm ahora mismo es de 180 000 personas, con lo cual el dato de incidencia se quedaría muy por debajo de cien si tenemos en cuenta la población real y no la población censada", afirma Nuria Montes, secretaria general de HOSBEC.

Las autoridades sanitarias valencianas piden que se incrementen las exigencias a los turistas ingleses para entrar en España, dado que en el Reino Unido la situación epidemiológica se está volviendo muy preocupante. La incidencia acumulada de contagios en el país era este martes de 925 casos por cada 100 000 habitantes, con las hospitalizaciones en aumento.