This content is not available in your region

Bohoniki, el pueblecito tártaro frente a la tragedia de la frontera de Polonia con Bielorrusia

Access to the comments Comentarios
Por Valérie Gauriat
euronews_icons_loading
La reportera de Euronews Valérie Gauriat en el cementerio de Bohoniki, Polonia, 16/11/2921
La reportera de Euronews Valérie Gauriat en el cementerio de Bohoniki, Polonia, 16/11/2921   -   Derechos de autor  Euronews

El tranquilo pueblo tártaro de Bohoniki, en el este de Polonia, está cerca del paso fronterizo, con Bielorrusia, de Kuznica-Bruzgi

Su comunidad musulmana ha estado ayudando a los migrantes, mediante la entrega de alimentos, ropa y artículos de primera necesidad. En los centros de acogida también proporcionan diariamente comidas calientes a las fuerzas de seguridad en la frontera.

Euronews habló con el jefe de la comunidad musulmana de Bohoniki, Maciej Szczęsnowicz:

"Todo el sufrimiento que vemos de estas personas, todos estos niños pequeños sufriendo, llorando, es simplemente aterrador. Al mismo tiempo, nosotros, como residentes de esta zona, nos sentimos seguros, mientras los militares vigilen las fronteras, porque ellos también están agotados. Así que tratamos de ayudar a uno y otro lado, porque la situación es una vergüenza tanto para los inmigrantes como para nuestros soldados."

Por primera vez en Polonia, el pueblo acogió el pasado lunes el sepelio de uno de los inmigrantes que murió al intentar cruzar la frontera desde Bielorrusia.

A los habitantes del pueblo se unieron ciudadanos sirios establecidos desde hace tiempo en Polonia

Fidal Hassan es uno de ellos, y esto es lo que siente ante la crisis:

"Lo que está ocurriendo ahora es literalmente una tragedia. Se puede hablar entre países, ¡deben encontrar de alguna manera un acuerdo! O bien devolverlos a sus países, o traerlos aquí, o algo así, pero no dejarlos ir y venir entre los dos. No dejarlos en la frontera. ¿Y ahora qué? Es casi una masacre".

Ahmad al Hassan fue encontrado hace un mes en un río cerca de la frontera con Bielorrusia, supuestamente empujado allí por soldados bielorrusos. Tenía 19 años. Es una de las diez personas muertas desde el comienzo de la crisis fronteriza entre Polonia y Bielorrusia.

Los vecinos que velaron a Ahmad temen que haya más que como él acaben el viaje en su cementerio.

Valérie Gauriat, Euronews:

"Muchos de los que viven en la frontera con Bielorrusia, en el este de Polonia, no quieren que se deje entrar a los inmigrantes. Pero para muchos otros, como aquí en Bohoniki, la compasión y la humanidad on quienes arriesgan su vida por una mejor, deben estar por encima del cálculo político.