This content is not available in your region

¿Cómo ha cambiado la industria cinematográfica de Catar en la última década?

Por Euronews
euronews_icons_loading
¿Cómo ha cambiado la industria cinematográfica de Catar en la última década?
Derechos de autor  euronews

Por noveno año consecutivo, Catar presenta las mejores películas locales y regionales en el Festival de Cine Ajyal. Debido a la pandemia de COVID-19, el certamen vuelve, de nuevo, en un formato híbrido, con proyecciones ‘en línea’ y presenciales. En esta ocasión, 85 producciones de 44 países diferentes participan en una cita cultural que sigue ofreciendo contenidos que ‘derriban fronteras’.

Los nuevos talentos del celuloide acaparan la atención

Los cineastas árabes de toda la región son los creadores de gran parte de las obras. Y, casi una tercera parte de ellas, han sido dirigidas por mujeres. Este es el caso de ‘Don't Get Too Comfortable’, de la cineasta yemení Shaima Al Tamimi. La película relata una historia personal sobre el intento de la autora de procesar el continuo desarraigo generacional, tratando de establecer una conexión con su abuelo. Su cinta aparece en la sección ‘Hecho en Catar’, que también destaca a talentos locales como Khalifa Al Thani, cuyo cortometraje ‘Border’ refleja las peripecias de un hombre de Oriente Medio que intenta pasar el control de seguridad de un aeropuerto, en un futuro distópico, y aborda temas de actualidad.

El Instituto Cinematográfico de Doha, que dirige Ajyal, se ha hecho un nombre como ‘centro de fomento de jóvenes talentos y figuras cinematográficas’. Su directora ejecutiva, Fatma Al Remaihi, señala que es importante, como industria en ciernes en Catar, centrarse en los jóvenes, porque cree que el país “no puede avanzar sin su apoyo como cineastas, y al mismo tiempo, como público”. Sin duda, lo que hace diferente a este festival de cine es la juventud de los miembros del jurado, cuyas edades oscilan entre los 8 y los 25 años. Así, los más jóvenes son quienes tienen la última palabra a la hora de designar las mejores películas.

‘Un héroe’, del oscarizado director Asghar Farhadi, inauguró el festival. El actor principal, Amir Jadidi, considera a Farhadi como uno de los mejores directores del mundo y declara haber aprendido mucho de sus valores morales y su ética.

Escenarios desérticos que inspiran la creatividad

Puede que Catar sea un país pequeño, pero hay numerosos lugares que estimulan la creatividad. La ‘Ciudad del Cine’, en la zona desértica de Brouq, también conocida como Península de Zekreet, se encuentra a una hora en coche de Doha, capital de Catar.

Se construyó, expresamente, para una telenovela catarí, y cuenta, entre sus atractivos, con una inusual formación rocosa. La zona circundante es, ahora, una reserva natural de animales protegida por un equipo de especialistas en medio ambiente. Pero, para los cineastas, el lugar sigue evocando recuerdos y sirviendo de inspiración.

Talentos emergentes de la industria cinematográfica

La Universidad Northwestern de Catar también se dedica a fomentar la formación de los profesionales de los medios de comunicación y de los nuevos cineastas. Los estudiantes profundizan el aprendizaje y obtienen el conocimiento necesario para perfeccionar sus capacidades.

Los profesores son profesionales del sector que comparten sus conocimientos y experiencia en el mundo real, como es el caso del premiado director João Queiroga. ‘Digging for Life’, última película que ha realizado, narra la historia de un hombre que se encuentra atrapado, excavando en busca de diamantes, en Angola.

El autor señala que le gusta desdibujar los límites entre la ficción y la no ficción y que suele animar a sus alumnos a ser valientes, audaces y auténticos.

Nadia Al-Khater considera que la gente podría sorprenderse del número de mujeres que se abren paso en el mundo del cine en la región. La directora está trabajando en su segundo cortometraje, en estrecha colaboración con Justin Kramer. El productor establecido en Doha es el mentor de los ‘nuevos talentos’ de la región. "Creo que, con el tiempo, están empezando a encontrar su espacio aquí, y a entender, realmente, sus perspectivas con historias únicas".

El notable trabajo de los jóvenes cineastas de Catar queda reflejado en obras que conectan la identidad, la historia y la cultura de la región.