This content is not available in your region

Bruselas abre la puerta a impulsar la producción de microchips con ayudas públicas

Access to the comments Comentarios
Por Ana LAZARO
euronews_icons_loading
Bruselas abre la puerta a impulsar la producción de microchips con ayudas públicas
Derechos de autor  JENS SCHLUETER/AFP or licensors

La Comisión Europea ha abierto la puerta a que se puedan conceder ayudas de estado destinadas a impulsar la producción de semiconductores.

La idea es hacer frente a la escasez de microchips, un problema que está afectado seriamente a sectores como el de la automoción.

Pero la comisaria europea de Competencia ha dejado claro que estudiará caso por caso para evitar discriminaciones a nivel comunitario.

"El Tratado ofrece flexibilidad suficiente como para evitar una carrera a las subvenciones, para garantizar que las ayudas son proporcionales y necesarias, para que haya un enfoque europeo y se minimicen las distorsiones a la competencia, y al mismo tiempo para poder estar ahí cuando haya una necesidad específica. Y si observamos la situación global de la industria de los mocrochips, vemos que existe una necesidad específica para situar la producción a gran escala en Europa", ha explicado Margrethe Vestager.

La Comisión trata asi de encontrar un equilibrio entre países como Francia o Alemania que pedían eliminar totalmente las restricciones a las subvenciones para hacer frente a la competencia china y estadounidense. Y otros como Holanda y Dinamarca que se oponen a las ayudas de estado.

"Es un buen comienzo", afirma Sandro Gozi, eurodiputado francés, del grupo liberal Renovar Europa. "Está claro que debemos avanzar para hacer más en diferentes campos y ser realmente competitivos y trabajar en igualdad de condiciones respecto a la industria del resto de el mundo. Pero ciertamente el tema de recuperar autonomía en el ambito de los microchips es muy importante".

Flexibilidad en otros sectores

Bruselas también ha decidido ampliar en seis meses, hasta junio de 2022, el Marco Temporal de Ayudas de Estado. Estas normas se aprobaron para que los Gobiernos pudieran conceder ayudas públicas a las empresas más afectadas por la pandemia. El objetivo es permitir una "retirada progresiva y coordinada" de las medidas de apoyo a la economía "sin crear un efecto precipicio".

La actualización permitirá mantener ciertos esquemas de ayuda a las empresas que ya están en marcha y evitar que las que siguen afectadas por la pandemia se vean de repente sin apoyo.