This content is not available in your region

El peso de los siglos amenaza el puente de Rohan, uno de los últimos habitados de Europa

Access to the comments Comentarios
Por Euronews en español
euronews_icons_loading
Vista de uno de los lados del puente de Rohan, en Landerneau, Francia.
Vista de uno de los lados del puente de Rohan, en Landerneau, Francia.   -   Derechos de autor  AFPTV

Cinco siglos de historia contemplan el puente habitado de Rohan de Landerneau, en la Bretaña francesa. Cinco siglos en los que artesanos y mercaderes, fundamentalmente, han residido y trabajado en viviendas construidas en sus sesenta metros de longitud. Ahora deberán parar un tiempo para acometer obras y consolidar la estructura del puente.

- "Era habitual durante la Edad Media encontrar puentes habitados en las ciudades, es decir, puentes residenciales, ya que eran lugares estratégicos, y en la Edad Media el hábitat estaba muy concentrado y se aprovechaba cada metro cuadrado disponible para asentarse", explica Magali Prigent, responsable de patrimonio de Landerneau.

Frecuentes en la Edad Media, puentes como este son una excepción en nuestros días y apenas quedan un puñado de ellos en Europa. El de Rohan es además singular por conectar el mar con el río Elorn.

- "Es un verdadero pueblo", explica Patrick Leclerc, alcalde de Landerneau. "Tiene habitantes, tiendas, se puede disfrutar, comer, tomar una copa, casi se puede vivir en autonomía. Pero este puente habitado, tiene el peso de su edad, cinco siglos... que con las obras, las reconstrucciones, las modificaciones de algunos edificios provocan algunos inconvenientes. Hubo un desprendimiento sobre muro, primero una roca, luego una segunda, una tercera, y luego todo el terraplén en un saliente del puente, que se fue vaciando poco a poco", recuerda el alcalde.

Durante más de 500 años, el puente de Landerneau sobrevivió a cuatro incendios. Pero sus muros están tan cargados de historia como de achaques por el peso de los siglos y el embate de las mareas y las crecidas del río Elorn.