This content is not available in your region

La isla de La Palma sigue ganando terreno al mar con la formación de otro delta lávico

Access to the comments Comentarios
Por Redacción en español  con EFE
euronews_icons_loading
Imágen del delta lávico captada por un dron del Instituto Geológico y Minero de España. La Palma, España 23/11/2021
Imágen del delta lávico captada por un dron del Instituto Geológico y Minero de España. La Palma, España 23/11/2021   -   Derechos de autor  CSIC-IGME via AP

La superficie de La Palma, en el archipiélago de las Canarias, ha ganado 5 hectáreas con el nuevo delta lávico que se esta formando en el norte de las coladas que emanan del volcán Cumbre Vieja.

A esta nueva superficie insular se suma la del otro delta lávico formado al sur de las coladas , que ocupa otras 43,46 hectáreas sobre el océano Atlántico.

El volcán canario de Cumbre Vieja vive una relativa estabilidad en las últimas horas, tanto por lo que respecta a la sismicidad como al tremor, que se mantienen en niveles bajos, mientras que las emisiones de dióxido de carbono en el penacho siguen una tendencia descendente, con mediciones de entre 1.300 y 18.000 toneladas diarias.

Lo que no cesa es el flujo de lava, que ha ocupado en el último día otras quince hectáreas de terreno, por lo que la superficie total afectada supera ya las 1.088,84 hectáreas -335,51 de ellas de cultivo- con 2.798 edificaciones afectadas, según los satélites Copernicus, de las que 2.675 han sido destruidas.

La principal preocupación de protección civil se centra ahora en las fuertes lluvias que se prevén para este viernes en toda la isla, donde se esperan 60 litros por metro cuadrado en doce horas y hasta 15 litros en una hora.

El agua puede arrastrar cenizas, pero sobre todo el peligro viene por las escorrentías, por lo que el Pevolca ha pedido a la ciudadanía que se aleje de vaguadas, laderas inestables y pendientes.

Lo que sí descartan los expertos es que pueda haber problemas para la salud de las personas por interacciones de los gases que produce la erupción y el agua de las lluvias.

Por el contrario, la nube de cenizas que provoca la erupción del volcán, unida a la presencia de vientos de poniente que afectan desde el sábado a la isla, mantiene desde ese día inoperativo el aeropuerto de La Palma, una situación que se prevé se mantendrá hasta el fin de semana.

Fuentes adicionales • CSIC/IGME