This content is not available in your region

Los alemanes no vacunados acuden a inyectarse por miedo a la nueva variante ómicron

Access to the comments Comentarios
Por Euronews
euronews_icons_loading
Cola para vacunarse en un centro de vacunacion en Fráncfort, Alemania 30/11/2021
Cola para vacunarse en un centro de vacunacion en Fráncfort, Alemania 30/11/2021   -   Derechos de autor  Arne Dedert/(c) Copyright 2021, dpa (www.dpa.de). Alle Rechte vorbehalten

La cuarta ola de la pandemia tiene en vilo a los alemanes. La nueva variante ómicron, que está causando más incertidumbre, y las nuevas restricciones, que han llevado a cancelar grandes eventos han provocado un vertiginoso aumento del número de vacunación. Incluso, el lunes, se llegaron a inyectar por primera vez el suero más de 23.000 personas en un día, la cifra más alta desde julio.

"Seré honesto: era un verdadero activista antivacuna. Critiqué a los medios, a todo el mundo. Pero, cambié de opinión cuando pensé que no quería infectar a nadie más.

Algunos centros hospitalarios están saturados debido al enorme número de pacientes con coronavirus.

"La ola está aquí. No podemos seguir con las vacunas, y mucho menos con las pruebas o con el cuidado de los pacientes con coronavirus”, explica la médica Sybille Katzenstein.

Saarland es el estado (Bundesland), después de Bremen, con la segunda tasa más alta de personas totalmente vacunadas en Alemania. A principios de esta semana, el Centro de Vacunación de Saarland-West en la ciudad de Saarlouis reanudó sus operaciones.

"Lo más importante fue incrementar el personal. Muchos de ellos habían buscado otros trabajos o habían vuelto a su profesión anterior cuando se cerraron los centros de vacunación", Patrick Lauer, del distrito de Saarlouis.

Se pueden administrar hasta 600 vacunas al día en el centro de vacunación de esta urbe alemana. En todo el país, recientemente se vacunaron unas 153.000 personas en 24 horas. El 78 por ciento de ellas fueron vacunas de refuerzo.