This content is not available in your region

Programa nuclear de Irán avanza a pesar de las conversaciones para salvar el acuerdo

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Iran still denying inspectors 'essential' access to workshop -IAEA report
Iran still denying inspectors 'essential' access to workshop -IAEA report   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021

Por Francois Murphy y Parisa Hafezi

VIENA, 1 dic – Irán comenzó a producir uranio enriquecido con centrifugadoras avanzadas más eficientes en su planta de Fordow, excavada en una montaña, dijo el miércoles el organismo de control atómico de la ONU, erosionando aún más el acuerdo nuclear de 2015 durante las conversaciones con Occidente para salvarlo.

El anuncio pareció minar las conversaciones indirectas entre Irán y Estados Unidos sobre la reincorporación de ambos al maltrecho acuerdo, que se reanudaron esta semana tras una pausa de cinco meses provocada por la elección del presidente de línea dura Ebrahim Raisi.

Los negociadores occidentales temen que Irán esté creando circunstancias de hecho para ganar influencia en las conversaciones.

En el tercer día de esta ronda de conversaciones, el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) dijo que Irán había iniciado el proceso de enriquecimiento de uranio hasta un 20% de pureza con una cascada, o grupo de 166 máquinas avanzadas IR-6 en Fordow. Estas máquinas son mucho más eficaces que las IR-1 de primera generación.

Lo que subraya lo maltrecho del acuerdo, es que ese pacto no permite a Irán enriquecer uranio en Fordow en absoluto. Hasta ahora había estado produciendo uranio enriquecido con máquinas IR-1 en el lugar y había enriquecido con algunas IR-6 sin conservar el producto.

Teherán tiene 94 máquinas IR-6 instaladas en una cascada en Fordow que aún no está en funcionamiento, dijo el OIEA en un comunicado.

Un informe más completo del OIEA distribuido a Estados miembros y visto por Reuters decía que, como resultado de la medida de Irán, el organismo de vigilancia nuclear planeaba intensificar las inspecciones en la planta de enriquecimiento de combustible de Fordow (FFEP) que alberga las centrifugadoras, pero los detalles aún deben ser acordados.

Irán y las principales potencias intentan reactivar el acuerdo de 2015 por el que Teherán limitó su programa nuclear a cambio de un alivio de las sanciones económicas de Estados Unidos, la UE y la ONU.

El entonces presidente de Estados Unidos, Donald Trump, abandonó el acuerdo en 2018 y volvió a imponer duras sanciones estadounidenses, lo que enfureció a Irán y consternó a las otras partes: Gran Bretaña, China, Francia, Alemania y Rusia.

Las conversaciones indirectas de esta semana entre Teherán y Washington a través de intermediarios porque Irán se niega a reunirse con funcionarios estadounidenses no han logrado avances visibles.