This content is not available in your region

El colapso de la lira turca hunde la economía del noreste de Siria

Access to the comments Comentarios
Por Carmen Menéndez
euronews_icons_loading
El colapso de la lira turca hunde la economía del noreste de Siria
Derechos de autor  أ ب

La caída en picado del valor de la lira turca, que se encuentra en mínimos históricos frente al dólar, está teniendo terribles repercusiones en el noreste de Siria, que adoptó la divisa del país vecino en 2020. La población, sumida en la pobreza, observa con desesperación cómo se disparan los precios de los bienes de primera necesidad.

Esta región del noreste sirio, bajo control rebelde, adoptó la divisa turca en junio de 2020, con la esperanza de que les aportara la estabilidad económica que no tenían con su propia moneda, hundida por una década de conflicto. Sin embargo, desde entonces la lira se ha depreciado un 45 %, un 20 % solo en el último mes.

Mustafa, vecino de Idlib, se lamenta. "Creíamos que la lira turca era mejor que la moneda siria por su estabilidad y porque sufría muchas menos fluctuaciones, pero desde el día en que la adoptamos hasta ahora ha habido muchos cambios. No nos hemos beneficiado en absoluto. La moneda turca no es estable. Eso afecta negativamente a nuestros medios de vida y al comercio".

La hiperinflación golpea a la población de Idlib en situación de extrema pobreza

Según la oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios, el 97 % de la población de la zona vive en condiciones de extrema pobreza. El aumento de precios está teniendo un impacto desastroso tanto para los compradores como para los comerciantes.

"¿Qué podemos hacer? -se pregunta el dueño de una tienda de Idlib-. Tenemos que pagar a una persona solo para que calculen y ajuste los precios de las mercancías. El cliente cree que nos estamos aprovechando. No se da cuenta de que lo que provoca esto es el cambio del dólar frente a la lira turca".

Aunque en los mercados sirios se venden sobre todo productos turcos, el dólar es la moneda de las importaciones, lo que está provocando un estancamiento del mercado.

El profesor de Economía Mohamed Al-Bakour propone como solución "fijar los salarios calculando su valor en dólares y pagando el equivalente en liras turcas para que la gente realice sus compras".

Pero los ciudadanos no quieren propuestas, sino soluciones inmediatas que frenen la subida de los precios de los productos de primera necesidad, porque la crisis actual está obligando a muchos a endeudarse cada vez más solo para sobrevivir.